oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
Costa Rica: Refinería precipita extracción petrolera Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Costa Rica
Domingo, 26 de Julio de 2015 00:00

Señaló que si se llega a aprobar una propuesta "para explorar y explotar petróleo crudo", RECOPE "asistirá o participará" junto con la CNPC, para solicitar la respectiva concesión ante el Ministerio del Ambiente y Energía. Entonces quedaría claro que la extracción de petróleo es lo que daría rentabilidad a la refinería, conforme el precio internacional del crudo aumente (cenit del petróleo).

En 2008 el embajador de China en nuestro país, Wang Xiaoyuan, reafirmó el interés de cooperar en este campo. Estas pretensiones de buscar petróleo no se concretaron en aquel momento porque los chinos dejaron claro que esperarían a que se resolvieran los procesos judiciales con las petroleras Mallon Oil y Harken Energy.

Las implicaciones y los alcances del desconocido Acuerdo de Cooperación fueron silenciados cuando finalizaba el gobierno de Arias que para allanar el camino a los chinos rechazó las pretensiones de Mallon Oil de una concesión sobre los bloques de la Zona Norte. El gobierno de Chinchilla, a pesar de la amenaza de demanda de Mallon, apostó por los negocios con China y su  decreto de moratoria a la explotación petrolera, no fue más que una cortina de humo frente a escándolos del momento de su gabinete (caso René Castro y dragado de Río San Juan) ya que dicha moratoria no detenía ni la exploración ni la extracción de gas. Ese mismo decreto fue ampliado por el gobierno actua hasta 2021 pero sigue dejando fuera el tema del gas.

Otra de las razones para no evidenciar el tema de las exploración petrolera o gas fueron las encuestas preelectorales. Según la encuesta de Cid Gallup para The Nature Conservancy (2009) [2] un 77% de los ciudadanos está en contra de la exploración petrolera. Otra elaborada por el Instituto Ciudadano a solicitud de la Fundación Konrad Adenauer y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales(2013)[3] afirma que para el 87% de los encuestados la producción de gas para transporte y petróleo está dentro de los temas medioambientales con menor importancia dentro de una agenda de desarrollo nacional. 

Entre las dudas ambientales está el retraso que implicaría para el desarrollo de energías alternativas profundizar nuestra dependencia de combustibles fósiles. La vieja refinería nos “casó” con el petróleo por casi 50 años, ¿cuántas décadas más lo haría una nueva refinería, cuando el uso y las existencias de petróleo están en cuenta regresiva?, ¿por qué no pedir invertir esos recursos en un transporte público (que incluya metro urbano y reactivar el tren a Limón para eliminar gran parte del transporte contaminante particular) o atraer la cooperación China con proyectos de energías renovables?

Otra relación con China sí es posible, este gigante asiático invirtió para 2014 en energías renovables 83.300 millones de dólares (eólica, energía solar fotovoltaica y otras), comparado con los 62.200 millones del año anterior, según cifras del Global Status Report. Foro Sustentable (2015, junio 30). China ya es el país del mundo que más energía eólica genera, así como la gran mayoría de las instalaciones de energía solar y de biogás.

Muchos costarricenses se sienten decepcionados de un gobierno “de cambio” que quiera resucitar, a cualquier precio, una refinería que podría retrasar el modelo post-petrolero de energías limpias y entraría en contradicción con la imagen de una Costa Rica verde y carbono neutral, tan cacareada a nivel internacional, y poner en entredicho nuestro liderazgo y legitimidad ganadas con la moratoria a la exploración petrolera.

El cambio fue el mandato del pueblo para el actual gobierno, no remendar ni maquillar proyectos tan cuestionables. Ante las críticas se intentó de incluir agro-combustibles en el proyecto, presentado por el presidente Solís como un aspecto positivo y en armonía con el ambiente, sin embargo desde el ecologismo hemos advertido que no hay un marco legal que asegure que no compitan con la tierra para la producción de alimentos que ponga en riesgo nuestra seguridad alimentaria, como actualmente sucede con la piña y otros monocultivos.

Los chinos están construyendo refinerías en el "tercer mundo" con modelos obsoletos y contaminantes, disfrazados de tecnología de punta, abaratando costos y obteniendo enormes ganancias que les permiten hacer "regalos" y otras formas de “cooperación”. Esa tecnología “de punta” tiene a China gravemente contaminado, al final el costo es mucho mayor. Incluso sus petroleras han insistido en la necesidad de “modernización” de su refinería, para producir combustibles más limpios. Wong, E. (2013, abril  1).

Hay una tendencia de las transnacionales petroleras a recortar o suspender sus proyectos de inversión en refinerías, para que se realicen a nivel de empresas nacionales y en las regiones de Asia, África y América Latina.

La Secretaría de Energía de México asegura que: “en general, la construcción de refinerías es más económica cerca de los mercados de consumo, principalmente porque esto minimiza los costos de logística y transporte. No obstante, el descontento social y las restricciones ambientales obstaculizan las mejoras y los nuevos proyectos en muchas partes del mundo. Por citar un ejemplo, en el área norteamericana perteneciente a la OCDE, donde se genera gran parte del incremento de la demanda, es casi imposible construir alguna refinería a nivel comunitario o municipal (SERNE, 2006). Por ejemplo Estados Unidos no ha construido una refinería en casi cuarenta años.

En Latinoamérica diversos países vienen tratando de ampliar la capacidad de refinamiento, pero generalmente los proyectos de construcción de refinerías o  repotenciación de las actuales sufren  retrasos o han sido abandonados por distintos motivos, principalmente falta de capital, altos costos y volatilidad de los mercados.

Por otro lado, la región enfrenta un superávit de producto refinado de Estados Unidos. Un informe del Diálogo Interamericano (2015) advierte que a las refinerías latinoamericanas les será difícil competir con las ventajas de que gozan sus contrapartes estadounidenses, entre ellas gas natural a bajo costo, crudo nacional a precio de descuento y una gran infraestructura instalada, lo que reduce los costos de operación hasta en $2 el barril respecto del petróleo diésel.  El superávit implicó que Estados Unidos pasó de ser el principal importador mundial al primer exportador y América Latina representó el 50% de sus ventas en 2014. Viscidi, L. (2015 marso 23)

En Costa Rica, no vale defender la refinería por la inversión de más de 62 millones de dólares hecha hasta el momento, cuando ya amarrados, el costo sea mayor y no podamos hacer nada ante un inminente encarecimiento de combustibles fósiles por la sabida escasez de petróleo. Con esta inversión no habría interés de ahorrar o modificar el consumo o introducir cambios necesarios en la matriz energética hasta que se acabe el petróleo en pocas décadas, al mismo tiempo que será el incentivo perfecto para abrir la puerta a la extracción de gas y petróleo que viene amarrado desde un inicio para garantizar la factibilidad futura del proyecto.

Antes de apostar por supuesta gasolina “barata”, el país podría invertir por mejorar condiciones de infraestructura y transporte. Lo barato hoy, sale caro mañana, casi 250 millones de dólares se calculan en costos socio-ambientales o externalidades asociadas a las ineficiencias de infraestructura urbana y del sistema de transporte: accidentes de tránsito, congestión en tiempo y consumo de combustible y contaminación (Otoya, 2009).

Finalmente la relación con China debería apuntar a nuestros problema de fondo energético: reducir el sobreconsumo y desperdicio del petróleo, que en Costa Rica está en el sector transporte, urge hacer “habitable” la ciudad con soluciones posibles y al alcance de decisiones políticas como los son la aceleración y aplicación del proyecto de un tren eléctrico interurbano e infraestructura adaptada al cambio climático, exoneración de impuestos transportes eléctricos e híbridos o aparatos de bajo consumo, la incentivación de la producción de energía solar y fortalecer las campañas de educación sobre ahorro y consumo.

 

REFERENCIAS

Secretaría de Energía de México (SERNE) 2006. Prospectiva de petrolíferos, 2006-2015, p24, Disponible en http://www.sener.gob.mx/res/PE_y_DT/pub/Prosppetrol2006.pdf

Viscidi, L. (2015 marso 23). Acortando la brecha: Los efectos del auge energético estadounidense sobre el mercado de la refinación en América Latina. Diálogo Interamericano, Washington, DC. Disponible en http://www.thedialogue.org/page.cfm?pageID=32&pubID=3755

Otoya, M. (2009). Estimación económica de las principales deseconomías presentes en el Gran Área Metropolitana (GAM) de Costa Rica. Centro Internacional de Política Económica para el desarrollo Sostenible de la Universidad Nacional (CINPE-UNA). Heredia, Costa Rica.

Chacón, L. (2008, diciembre 2). Se confirma interés estratégico chino en negocio del petróleo tico Semanario Universidad, Disponible en http://www.feconcr.org/index.php?option=com_content&task=view&id=1528

Wong, E. (2013, abril  1) Air Pollution Linked to 1.2 Million Premature Deaths in China. The New York Times. Disponible en http://www.nytimes.com/2013/04/02/world/asia/air-pollution-linked-to-1-2-million-deaths-in-china.html?_r=0

Foro Sustentable (2015, junio 30). China combate CO2 y el cambio climático con energías renovables. Disponible en http://www.futurosustentable.com.ar/china-combate-co2-y-el-cambio-climatico-con-energias-renovables/

 



[2] Estudio denominado “Opinión de los costarricenses acerca del tema ambiental: valoración de la gestión actual y expectativas para el próximo gobierno” disponible en http://oilwatchmesoamerica.org/doc/encuesta.pdf

[3]  Estudio denominado: “Percepción ciudadana del perfil político ambiental de los partidos políticos en Costa Rica de Agosto ,2013” disponible en http://www.kas.de/wf/doc/kas_35314-1522-4-30.pdf?130923191600