oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
VENEZUELA - Nuevo derrame de petróleo incrementa desconfianza en PDVSA Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Venezuela
Martes, 05 de Febrero de 2013 23:59

Servindi

Un creciente malestar expresaron los voceros de la comunidad San Vicente luego de reunirse con representantes de Pdvsa para abordar el manejo y las consecuencias del nuevo vertido de petróleo que afectará sus cosechas de maíz y frijol.
Argenis Campos dijo que la reunión "fue más de lo mismo" y esperan sostener un encuentro con la alta gerencia para buscar soluciones efectivas.

Agregó que la situación es delicada porque Pdvsa se acerca a la zona rural sólo cuando ocurren este tipo de eventos. "De otra manera no los vemos por aquí. No se hace mantenimiento a esas instalaciones y siempre nos prometen y ofrecen mejoras e inversión social en las comunidades, pero nos dejan esperando".
El nuevo derrame ocurrió muy cerca de la comunidad indígena San Vicente, a dos kilómetros de la vía La Ceiba-Urica, en la jurisdicción del municipio Freites.
Los comunarios pertenecientes a la etnia Kariña indicaron que la fuga se produjo a las 4:30 pm. del viernes 25 y que el personal de Pdvsa recién se presentó el domingo en la tarde para iniciar las labores e impedir que la mancha negra se siga extendiendo.
"Se rompió la tubería de ocho pulgadas y el petróleo se derramó a lo largo de kilómetro y medio", dijo Melvin Lárez, según informó el diario El Tiempo.
"Estamos cansados de que la negligencia y la desidia del personal de Pdvsa nos afecte. Las labores de saneamiento nunca son hechas de manera correcta y si llueve se nos acaba el mundo. Vivimos de la agricultura y la lluvia puede arrastrar todo y dañar nuestras tierras y sembradíos" expresó Melvin.
Jesús Martínez es otro de los habitantes que mostró preocupación por la situación, pues teme que las hectáreas que usan para sembrar diversos rubros como maíz, yuca, frijol y sorgo, sean afectadas.
El comunario Jesús Martínez dijo: "Aquí se dañan las tierras, se mueren los animales y nadie responde. No es justo que por irresponsabilidad de Pdvsa estemos en riego de tanta pérdida".
Martínez señaló que las fugas de crudo son frecuentes en la zona que forma parte del Campo Tácata, donde hay al menos doce pozos petroleros que son responsabilidad de Pdvsa Exploración y Producción Oriente.
"Esto es el pan nuestro de cada día. En 2010 hubo una fuga de petróleo que llegó al cauce del río Capachito y lo secó por completo. Allí murieron todos los peces y nadie respondió por los daños ambientales" dijo Martínez al diario El Tiempo.
Jesús Maita, también vocero de la comunidad, afirmó que hace dos meses hubo otro vertido de hidrocarburo en el caserío Paramán y murieron quince reses y dos caballos. "Hasta ahora no hay respuesta sobre la indemnización a esos productores".
"Aquí no tenemos medicamentos en los ambulatorios, no se ve la inversión ni el más mínimo intento por apoyarnos, a pesar de que la zona produce muchos ingresos petroleros".
Este es el primer derrame reportado este año en la zona centro de Anzóátegui. Durante 2012 se reportaron cuatro fugas de hidrocarburos en los municipios centrales.
Las 890 familias que habitan en las nueve comunidades indígenas que integran a Santa Rosa de Tácata, en el municipio Freites, viven de la agricultura y la ganadería.
Sostienen que se encuentran desasistidos y que si no obtienen respuestas a sus demandas cerrarán el acceso a los campos operacionales de Pdvsa.