oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
VENEZUELA - Las reservas petroleras Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Venezuela
Miércoles, 24 de Agosto de 2011 14:44
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) hizo conocer en días pasados la validación sobre la certificación oficial del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela de las mayores reservas de petróleo del planeta: 296 mil 500 millones de barriles y que con esta suma supera con 30 mil millones de barriles a Arabia Saudita, el país que pasa al segundo lugar mundial en reservas de crudo, información que aclara esta existencia al 31 de diciembre de 2010.

Con esto se ratifica la información difundida recientemente por el Ministro de Energía y Presidente de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. Pdvsa, Rafael Ramírez, quien desde hace unas semanas señaló que el crecimiento responde a "la incorporación de 86 mil 411 millones de barriles, provenientes de áreas tradicionales y del condensado existente costa afuera y en la Faja Petrolífera del Orinoco". La incorporación de nuevas reservas probadas son provenientes de campos ubicados en los estados de Zulia (noroeste), Monagas (noreste), Anzoátegui (noreste), Barinas (suroeste), Sucre (noreste), Falcón (noroeste), y la faja oriental del Orinoco, que es un punto clave donde está el 75 por ciento de las reservas. En este último informe Venezuela posee el 20 por ciento de las reservas de crudo del mundo.

Desde finales de febrero de 2011, diversos medios de comunicación se hicieron eco del estudio del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) en el que afirmaba: "En la Faja del río Orinoco en Venezuela yace una de las más grandes reservas de petróleo del mundo, calculada en unos 513.000 millones de barriles de crudo pesado que podrían ser extraídos".

Durante todo el siglo XX Venezuela ocupó un importante papel como productor de petróleo, la longevidad y tamaño de sus reservas eran de las mayores del mundo con 77.700 millones de barriles; pero Arabia Saudí con 262.700 e Irak con 112.500 mantenían la supremacía.

Con relación a las nuevas tecnologías que podrían incrementar estas reservas petroleras para el recobro de petróleo pesado y extra pesado en la Faja Petrolífera del Orinoco, podría incrementar el nivel de las reservas de petróleo del país.

En los Estados Unidos se habla de tecnologías que permitirían un factor de recobro de hasta 43 por ciento, lo que podría duplicar las reservas petroleras existentes en la Faja Petrolífera del Orinoco. La estatal petrolera venezolana está evaluando métodos que permitan llevar a más de 40 por ciento y hasta 60 por ciento el factor de recobro.

Sin embargo, desde principios de este año 2011 Venezuela actualizó y oficializó sus reservas de petróleo a 296 mil 500 millones de barriles. La contribución de las Áreas Tradicionales y Costa Afuera es de 242.413 millones de barriles, y la de las áreas de la Faja suma 86.168.776 millones de barriles. Este nuevo nivel de reservas ubica a Venezuela como la primera reserva mundial de petróleo.

Este nuevo escenario, conocido de años atrás por Estados Unidos, deja al descubierto el verdadero sentido de la disputa por el poder en la sociedad venezolana y el interés profundo de Estados Unidos por recuperar el control del petróleo venezolano, pues su voracidad energética y demanda diaria de crudo asciende a 8.160.000 barriles diarios.

Este nuevo escenario de preeminencia de Venezuela como primera reserva mundial de crudo, define la apuesta que Estados Unidos estará dispuesto a jugar en una coyuntura como son las elecciones del 2012.

Es necesario estar alertas y profundizar mucho más en los elementos que la geopolítica del petróleo traerá para el nuevo período que se abre, ya que asistimos a un juego político cuyo resultado diseñará el mapa en el que la apuesta de construcción Bolivariana y Socialista se consolidará o colapsará.


El autor es ingeniero geólogo y administrador de empresas.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

FUENTE: Los Tiempos