oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
MEXICO - Derrame de petróleo daña arroyos y fauna Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Región Sudamericana
Jueves, 16 de Febrero de 2012 18:53
Más de 3 millones de litros de petróleo se derramaron afectando terrenos y las aguas del arroyo San Diego, ubicado entre la comunidad del mismo nombre y la junta auxiliar de Villa Lázaro Cárdenas (La Uno), en el municipio de Venustiano Carranza. El accidente ecológico es atribuido por los pobladores "a un descuido de los obreros de alguna de las empresas contratistas de Petróleos Mexicanos".

Mientras los lugareños afirman que por el derrame el caudal del arroyo creció hasta medio metro, que en el lugar han muerto patos silvestres y otras especies, y que aún no se concluyen las labores de limpieza, el coordinado regional de Protección Civil, Álvaro Díaz Conti minimizó los daños y dijo que "todo está bajo control, que ya están limpiando y que no hubo muerte de ninguna especie animal, ni grandes afectaciones a la flora ni a los suelos."


 

Y aunque admitió que las aguas del arroyo subieron, lo atribuyó a una concentración natural de agua.

Válvulas abiertas

Los pobladores aseguran que el desastre ocurrió el pasado 25 de enero, cuando "algún empleado de una empresa contratista o de Pemex, dejó abierta la válvula que se encuentra muy cerca de la comunidad de San Diego, por lo que el derrame empezó a las 22:00 horas y fue hasta las 09:00 horas del día siguiente, cuando los empleados se percataron y se apresuraron a cerrar la perilla".

Según estimaciones de fuentes cercanas a los trabajadores de las petroleras, la cantidad de crudo fue abundante "pues asciende a 3 millones de litros tirados sobre la superficie, afectando pastos, matorrales, algunos árboles y el arroyo". En tanto el delegado de Protección Civil mencionó que desconoce el dato del hidrocarburo derramado.

Según Díaz Conti son los trabajadores de Pemex del sector Catalina, municipio de Huauchinango y al sector de Poza Rica, Veracruz, quienes "siete horas después del aviso de alarma", iniciaron las labores de limpieza que todavía no han concluido.

Materiales de construcción a cambio de silencio

Los habitantes de la región afectada aseveraron que el crudo alcanzó el caudal de un arroyo llamado San Diego, mismo que por cireto "creció hasta medio metro, dejando marcas a los costados que evidencian la magnitud del daño".

Los testigos desconocen a qué empresa pertenecen los obreros que dejaron abierta la válvula, "pues por el trabajo que está haciendo Pemex en el proyecto del Paleocanal Chicontepec, son muchas las compañías contratistas instaladas en la región".

Señalaron que al momento de que se registraron los hechos, se notó la presencia de funcionarios del ayuntamiento de Venustiano Carranza, pero no estaban buscando dar una solución a la grave afectación ecológica, "solamente llegaron y hablaron con los ingenieros de la empresa y se retiraron, sin dar una respuesta a los afectados".

Para los trabajos de limpieza que iniciaron hace poco más de 15 días, se han tenido que derribar árboles y arbustos; "y la basura que ocasionó el petróleo se está separando del arroyo San Diego, pero no se está retirando del lugar, solamente se está haciendo a un lado, lo que puede ocasionar que al caer un aguacero, los desechos pudieran regresar al caudal afectado", señalaron los lugareños.

Los testigos oculares expresaron que la contaminación del agua pudo haber llegado muy cerca de algunos ranchos de Mecapalapa, en el municipio de Pantepec, pues el arroyo da servicio a varias fincas ganaderas.

De acuerdo con los pobladores, esta no es la primera vez que sucede un desastre ecológico por derrame de crudo "ha habido otras, tal vez menores o mayores, solamente que Pemex o las empresas e

ntregan material para construcción a los rancheros con el objetivo de que no denuncien los hechos", aseguraron.

 

FUENTE: www.milenio.com