oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
MÉXICO - Ambientalistas cuestionan nuevas subastas petroleras en el Golfo de México Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Región Sudamericana
Jueves, 22 de Diciembre de 2011 17:45

El gobierno estadounidense realizó este miércoles la primera subasta de licencias para exploración petrolera en aguas profundas en el Golfo de México desde el derrame de crudo el año pasado.

Veinte compañías presentaron un total de 241 solicitudes para perforar en la zona oeste del Golfo, a un distancia de entre 14 y 400 kms de la costa de Texas, señaló en un comunicado la Oficina de Administración de Energía Oceánica, Bureau of Ocean Energy Management, BOEM, que sustituyó luego del desastre al anterior Minerals Management Service.

La operación generó más de US$ 337 millones y entre las empresas participantes estaban varios de las principales consorcios internacionales como ConocoPhillips, ExxoMobil o British Petroleum, BP, la que operaba la plataforma Deepwater Horizon cuya explosión en abril del 2010 mató a 11 trabajadores y genero el derrame de unos 5 millones de barriles de crudo.

La venta de licencias se produjo a pesar de una demanda legal presentada esta semana contra la subasta por organizaciones ambientalistas.

Coincidencialmente este miércoles se dio a conocer un estudio de la Academia Nacional de Ingeniería y el Consejo Nacional de Investigaciones de EE.UU. señalando las "fallas regulatorias" que facilitaron el accidente de la Deepwater Horizon.

"Mejor que antes"

"BOEM continúa la misma actitud irresponsable que llevó al desastre de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum, BP, cuyos daños aún se sienten en el Golfo", señaló Catherine Wannamaker, abogada del Southern Environmental Law Centre, institución que representa a las organizaciones demandantes.

"No se ha cumplido la ley porque no se han realizado los estudios necesarios de impacto ambiental. No se evaluó por completo, por ejemplo, el estado de los ecosistemas luego del desastre", dijo a la BBC Jacqueline Savitz, directora de campañas en Estados Unidos de Oceana, una de las ONGs que presentó el recurso legal.

El gobierno no hizo declaraciones sobre la demanda, pero Ken Salazar, secretario del Interior, señaló en un comunicado que desde la explosión se han fortalecido los procedimientos de seguridad tanto en la perforación, como en los mecanismos de contención y respuesta a derrames.

El accidente de BP tuvo lugar a unos 80 kms al sureste de la desembocadura del Río Mississippi. Antes del desastre, el gobierno celebraba al menos dos subastas anuales, una para el Golfo central en la costa de Louisiana, Mississippi y Alabama, y otra para el sector oeste, fundamentalmente en la costa de Texas.

Generar empleos

Las licencias subastadas en Nueva Orleans permiten la exploración de petróleo y gas en un sector del Golfo de México de ocho millones de hectáreas, un área mayor que Irlanda, señaló Steve Kingstone, corresponsal de la BBC en Washington.

Los bloques de exploración ofertados se encuentran en aguas en profundidades de entre cinco y 3.346 metros, y se estima que podrían producir entre 222 millones y 423 millones de barriles de crudo y entre 1,49 y 2,65 billones de pies cúbicos de gas, informó BOEM.

Kingstone señala que debido a la celebración de elecciones en 2012, el presidente Obama quiere promover la producción de crudo a nivel nacional para generar empleos y disminuir la dependencia de petróleo de fuentes externas.

En octubre, la agencia reguladora decidió que BP podía presentar solicitudes en la subasta de este miércoles, pero la compañía se negó a confirmar su participación.

Demanda judicial

El recurso legal contra la subasta fue presentado ante un juez en Washington por las organizaciones Oceana, Defensores de la Vida Silvestre (Defenders of Wildlife), Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council), y el Centro por la Diversidad Biológica (Center for Biological Diversity).

"Continuar con la perforación en el Golfo de México sin haber analizado a fondo los efectos del desastre de Deepwater Horizon y la probabilidad de futuros derrames es crear las condiciones para otra catástrofe", aseguró Sierra Weaver, abogada de Defenders of Wildlife.

"Si el gobierno no va a actuar teniendo en cuenta el interés de la vida silvestre en la región, los hábitats naturales y las comunidades costeras, entonces nosotros lo haremos".

"El crudo sigue llegando hasta la costa casi dos años después de la explosión y el gobierno está siendo negligente al permitir perforaciones incluso más profundas", dijo David Pettit, de Natural Resources Defense Council.

Las organizaciones demandantes señalan que el derrame, el peor desastre petrolero en la historia del país, dejó en evidencia los errores en todas las estimaciones oficiales previas sobre el volumen de potenciales derrames, el tiempo que llevaría sellar el pozo en el fondo del mar y limpiar las zonas afectadas, así como las limitaciones de la tecnología diseñada con fines preventivos.

"Cientos de delfines y tortugas marinas muertas fueron barridas hacia la costa luego del derrame. El alcance y el impacto del desastre en la vida silvestre y las personas no ha sido calculado totalmente, pero el gobierno ya está expandiendo las licencias de exploración", señaló Oceana en un comunicado.

Seguridad

Por otra parte, un panel de expertos señaló este miércoles que las compañías exploradoras de crudo y gas offshore "deben adoptar un enfoque más sistemático teniendo en cuenta todos los aspectos de seguridad en sus operaciones para prevenir otra catástrofe como la del año pasado".

El informe, elaborado por la Academia Nacional de Ingeniería y el Consejo Nacional de Investigaciones de Estados Unidos, dijo que la falta de un manejo integral de todos los aspectos de seguridad llevó a la explosión que causó la muerte de 11 personas.

En el documento reconoce como un buen "primer paso" la introducción de nuevas reglas sobre la seguridad de trabajadores en las plataformas.

Sin embargo, Donald Winter, ex integrante de la Marina y presidente del panel que elaboró el informe, señaló que "la necesidad de mantener las fuentes nacionales de crudo son grandes, pero también lo es la necesidad de proteger las vidas de aquellos que trabajan en esta industria y la viabilidad de la región del Golfo de México".

El informe, comisionado por la Secretaría del Interior, se suma a otro documento divulgado por el mismo panel el año pasado, según el cual el derrame se debió a una serie de errores cometidos por BP y otros contratistas.

El panel también dijo que los mecanismos de prevención de desastres en las plataformas, que fallaron en el caso de Deepwater Horizon, deben ser rediseñados. Estos mecanismos están concebidos como la última línea de defensa contra un derrame, ya que deben sellar el pozo en el caso de una explosión, algo que no ocurrió en el caso del desastre del año pasado.

 

FUENTE: BBC