oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
INTERNACIONAL - La demanda de petróleo subirá un 14% hasta 2035 Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Región Sudamericana
Jueves, 10 de Noviembre de 2011 12:36

La demanda mundial de petróleo seguirá creciendo, registrando un aumento del 14% hasta 2035, impulsada por los países emergentes, con China a la cabeza, y su precio llegará ese año a 120 dólares el barril, según el informe anual de la AIE publicado este miércoles.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) espera que la demanda de petróleo llegue a 99 millones de barriles por día (mbd) en 2035, es decir 12 'mbd' más que en 2010, y prevé un barril a 120 dólares en 2035, pese a la actual volatilidad de los precios.

Un debilitamiento del crecimiento mundial a corto plazo tendría un efecto "marginal" sobre las tendencias alcistas del consumo de energía a largo plazo, asegura la AIE.

El alza del consumo de petróleo provendrá mayoritariamente de los grandes países emergentes, en especial asiáticos, y que no son miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

La OCDE agrupa a los estados democráticos más ricos, y la AIE es el "brazo" energético de este organismo.

Al mismo tiempo, la AIE augura un alza del 20% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de aquí a 2035, impulsando el aumento de la temperatura del planeta hacia una trayectoria de más 3,5 grados celsius.

"La puerta de dos grados" de alza de temperatura en el mundo, que es el objetivo de la comunidad internacional, "está cerrada" si los gobiernos no llevan a cabo nuevas acciones antes de 2017, advierte en su informe la AIE.

Por otra parte, según la AIE las capacidades mundiales de producción nuclear pueden caer un 15% de aquí a 2035 tras la catástrofe de Fukushima en Japón el pasado mes de marzo.

Esas capacidades caerían de 393 gigawatios a fines de 2010 a 335 gigawatios en 2035, según un escenario específico elaborado por la AIE, que toma en cuenta la decisión de algunos países de reducir su producción eléctrica de origen nuclear tras el accidente de la central nuclear japonesa.

Esa reducción de las capacidades de producción de energía nuclear provocaría un "aumento de las facturas" energéticas, explica la AIE. Ello también dificultaría la lucha contra el calentamiento climático, que sería "más difícil y costoso", según esta Agencia.

 

FUENTE: Google