oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
REGIONAL - [OPSur] Panorama 90 [7/10: "¿Nucleares? No, gracias" | II Encuentro latinoamericano de derechos humanos de los pueblos indígenas] Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Región Sudamericana
Martes, 11 de Octubre de 2011 15:27
¿Nucleares? No, gracias

Por Eduard Rodríguez Farré y Salvador López Arnals

Presentación: malos tiempos para la lírica y la industria nuclear

Chernóbil no fue la última advertencia. Las grandes corporaciones y el mundo de los negocios, los nudos centrales de las clases dominantes y hegemónicas del capitalismo global y globalizado, en general, no suelen atender informaciones y advertencias contrarias a sus intereses. Ni ocultar algunas disidencias, lo que cuenta siempre son las cuentas de siempre, el punto esencial del engranaje en que el estamos abocados. Para lo demás, salvadas las singulares exepciones, los oídos suelen taponarse y la mirada se ciega.

Pero dígase lo que se diga, más allá de pulsiones sistémica de muerte, el capitalismo no tiene ni abona una racionalidad suicida aunque las tentaciones no son existentes. Algunos datos dan cuentan de una cara del panorama que no debería olvidarse y que afecta nada más y nada menos que a Estados Unidos: ningún reactor nuevo desde 1979, desde el accidente de la Isla de las Tres millas; 104 reactores operativos, todos ellos empezaron a construirse entre 1968 y 1978; ningún pedido desde 1979, no se ha iniciado desde entonces la construcción de ningún reactor en EEUU, un país donde, sabido es, lo nuclear cuenta con el apoyo de los dos grandes partidos institucionales, y todo ello aunque, de hecho, el accidente de Harriburg no causara graves daños, más allá de su inmenso peligro potencial, y la central norteamericana siga funcionando con licencia para operar hasta 2034. Por otra parte, entre 1974 y 1984, sin negar el resurgimiento posterior, se cancelaron pedidos de construcción de 124 reactores. | LEER +


Mohana y la policía de Río Negro usurparon parte del territorio de la Comunidad NTK
Con el aval del juez de Bariloche Gaimaro Pozzi

Puelmapu, 6 de octubre de 2011

Alrededor de las 14 de hoy, el estanciero rionegrino Natalio Mohana, su personero armado, hombres desconocidos y la policía de Río Negro ingresaron con violencia ilegal e ilegítimamente a parte del territorio de la Newen Twain Kom, el lugar desde durante décadas la familia Sede ejecutó todo tipo de vejámenes contra nuestros mayores.

Esta mañana, después de varias horas de tensión y abusos policiales, los usurpadores habían desistido de su pretensión de instalarse ilegal e ilegítimamente en el territorio de la NTK, en costa del arroyo Ñorquinco, provincia de Río Negro. Cuatro horas después, con refuerzos de personal y vehículos, el subcomisario Fabián Rondeau, titular de la comisaría 73 de Ñorquinco, cumplió su amenaza de emplear la fuerza pública para consumar el despojo en una fracción del territorio.

Una desconocida orden judicial firmada por un juez penal de Bariloche fue la carta legal que usó la policía de Río Negro, desde el miércoles a la mañana, para cometer numerosos abusos e irregularidades contra la NTK y a intentar someterla al terror del uso de la fuerza estatal. Rondeau instigó y arengó al personero de Natalio Mohana durante la madrugada y hasta horas de la mañana de hoy para concretar el despojo, que durante horas fue impedido por la defensa del pueblo mapuche. | LEER+


Más Noticias

Pemex dice que no quiere apoderarse de Repsol

La venta de PAE entra en riesgo, alertan en Inglaterra


]Actividades[

II Encuentro latinoamericano de derechos humanos de los pueblos indígenas

3 y 4 de noviembre de 2011
Colegio Público de Abogados de la Capital Federal
Av. Corrientes 1441 - Ciudad de Buenos Aires

Colegio Público de Abogados de la Capital Federal | Ministerio Público de la Defensa | Asociación de Abogados/as de Derecho Indígena | Observatorio Ciudadano

En tiempos en que la globalización se consolida sin lograr sortear las tensiones entre lo global y lo local, es imperioso que los países latinoamericanos se reconozcan y conduzcan como estados interculturales, donde las identidades nacionales contemplen, sin aculturar, las múltiples identidades étnicas que existen dentro de los límites territoriales de cada estado. | LEER+