oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
INTERNACIONAL - La justicia británica pone coto a uno de los mayores vertidos de petróleo Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Región Sudamericana
Martes, 09 de Agosto de 2011 11:44

Derrame NigeriaDurante 50 años el petróleo ha sido la principal fuente de ingresos del Estado nigeriano. Supone el 79% de sus ingresos y, desde ayer, un informe de Naciones Unidas deja claro el impacto que la explotación incontrolada de los recursos naturales ha tenido sobre las comunidades locales en ese periodo. El derrame de 2.500 millones de litros de crudo que sufre el Delta del Níger obliga a los pescadores a desplazarse constantemente a lo largo del curso del río en busca de sustento, impide a los agricultores cultivar las tierras deforestadas por constantes incendios y fuerza a unos 30 millones de habitantes a beber agua con unos niveles de benceno (un conocido cancerígeno) 900 veces superiores a los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptables. La petrolera holandesa Shell asumirá ahora, obligada por la justicia británica, un desastre que durante años ha atribuido a sabotajes de las comunidades locales y que costará unos 30 años subsanar.


El territorio ogoni,de unos 1000 kilómetros cuadrados al sureste de Nigeria, es el más perjudicado por la contaminación. Una parte de la población sufre daños permanentes en su salud debido a que el petróleo se encuentra alojado a varios metros de profundidad en las tierras de las que se alimenta. Además, la pesca ha dejado de ser base de sustento de los pescadores. Para pescar, "tienes que caminar durante cuatro horas atravesando a pie varios ríos para llegar a donde puedes encontrar peces y el vertido es menor", explicaba a Amnistía Internacional un miembro de la etnia bodo hace años. Añadía que "a veces, al abrir el vientre de los peces atrapados" todavía "olía a petróleo.

"Las consecuencias son más graves de lo que se temía", denuncia Naciones Unidas, que considera la operación de limpieza la de mayor envergadura de la historia en un informe que ha costeado la propia petrolera, tras donar al programa de medio ambiente de la agencia internacional diez millones de dolares. La ONU coincide en esta observación con los grupos ecologistas que llevaban años denunciando la situación y con la Amnistía Internacional, que había alertado también de la vulneración de derechos humanos que sufrían comunidades locales como la Bodo, que llevó el caso hasta la justicia británica para escapar de las represalias que los líderes de los movimientos de protesta llevaban años sufriendo por parte de las autoridades nigerianas. La investigación "demuestra que la contaminación es enorme y que las medidas adoptadas por Shell son inadecuadas. Es innegable que las tareas de limpieza llevadas a cabo hasta ahora no han sido efectivas", indicaba un portavoz del colectivo ecologista holandés Milieudefensie.

LA EMPRESA RESPONSABLE
Por su parte, Shell, a la que la justicia británica ha exigido que repara el daño, mantiene que la mayoría de los vertidos de crudo en Nigeria son consecuencia de acciones de sabotaje y hurto. "La población local provoca explosiones en los oleoductos y utiliza el crudo para su propio consumo, con lo que contribuye a la contaminación", señalan, pese a reconocer su participación en los hechos.

 

 

FUENTE: Jornal de Galicia