oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
PERU - ignora pedidos de la ONU para suspender expansión del Proyecto Camisea Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Perú
Martes, 21 de Enero de 2014 17:10

SERVINDI

Gas-explosion-in-Cuzco-ju-006El Gobierno peruano sigue adelante con los planes para expandir las operaciones de gas en una reserva supuestamente protegida en la Amazonía pese a los pedidos de las Naciones Unidas para suspenderlas.La compañía que lidera las operaciones, Pluspetrol, dio un paso más para continuar con la expansión del proyecto de gas Camisea -el mayor proyecto de energía que ha tenido el Perú- tras un informe del Viceministerio de Interculturalidad (VMI) del 6 de enero.

 

Los planes de Pluspetrol incluyen la perforación de 18 pozos y la realización de pruebas sísmicas en una reserva "intangible" para los pueblos indígenas que viven en "aislamiento voluntario" y "contacto inicial" y que es también parte de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional del Manu, donde la UNESCO dice que la diversidad biológica "supera a la de cualquier otro lugar en la Tierra."

El VMI, Pluspetrol y el Ministerio de Energía y Minas siguen adelante con los planes de expansión a pesar de las recomendaciones formuladas por el relator especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, durante una visita a Perú en diciembre.

"Como si el relator especial de las Naciones Unidas no existiera y no hubiera visitado de manera oficial el Perú", fue como Servindi, un sitio web de noticias de Perú, respondió al informe del VMI.

Anaya hizo sus recomendaciones en una declaración de 2,714 palabras, leída en una conferencia de prensa en Lima. Una de las recomendaciones fue que el Gobierno lleve a cabo un "estudio exhaustivo" de los pueblos indígenas en la región del proyecto de gas, y la otra "‘no proceder con la propuesta de ampliación sin asegurar previamente y de manera conclusiva la no vulneración de sus derechos humanos."

"Es evidente que estas agrupaciones son extremadamente vulnerables", dijo Anaya, al final de su visita de ocho días.

Pilar Camero, de la ONG peruana DAR, dijo a The Guardian que la expansión podría llevar a "encuentros violentos" entre los trabajadores del proyecto de gas y los pueblos indígenas, "incremento de la tasa de morbilidad y mortalidad", pérdida de tierras y acceso a los recursos, y la contaminación ambiental.

"El Estado peruano debe implementar las recomendaciones dadas por el Relator ", dice Camero. " Está en juego asegurar la supervivencia de los PIACI tanto de las personas que los integran como la supervivencia cultural de dichos pueblos."

Al preguntársele por qué el Perú no está prestando atención a las recomendaciones del relator, la Viceministra de Interculturalidad, Patricia Balbuena Palacios, dijo a The Guardian que el Gobierno está a la espera de recibir un informe oficial de Anaya.

"De acuerdo al canal correcto, el Estado Peruano debe primero revisar y opinar sobre el informe y luego este debe ser aceptado por la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas quién nos lo envía como documento oficial", dice Balbuena Palacios.

Las Recomendaciones de Anaya siguen una apelación del año pasado del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU (CERD) al Perú de "suspender de inmediato" la expansión, y una carta de seguimiento del mismo organismo expresando preocupación porque la "supervivencia física y cultural" de los pueblos indígenas podría ser puesta en peligro.

El informe del VMI del pasado 6 de enero - sobre el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de los planes de expansión de Pluspetrol - concluyó que la empresa ha hecho casi todo lo que le requirió para proceder, indicando que 34 de 37 "observaciones" al EIA realizadas en un informe anterior del VMI, en noviembre pasado, habían sido atendidas satisfactoriamente por Pluspetrol.

Una de las tres "observaciones" sin resolver es que Pluspetrol no debe llevar a cabo pruebas sísmicas 3D en un área particular de la reserva debido a la "posible presencia de población en situación de aislamiento". Según el informe del VMI de la semana antepasada, Pluspetrol respondió afirmando que las imágenes de satélite de la zona en cuestión no muestran signos de asentamientos humanos "permanentes o semipermanentes"; que tiene un "Plan de Contingencia Antropológico" ante "contactos no deseados con personas en aislamiento y/o contacto inicial", y que, pese al hecho de no creer que el pedido del VMI sea "necesario", reduciría 6.300 hectáreas de la zona de sus pruebas sísmicas 3D - una respuesta considerada insatisfactoria por el VMI. (1)

El primer informe del VMI sobre EIA de Pluspetrol, de julio pasado, era mucho más crítico, con 83 "observaciones" y afirmando que los pueblos Nahua que viven en "contacto inicial" en la reserva podrían ser "devastados" por la expansión y los pueblos Kirineri y Nanti en "aislamiento voluntario" podrían ser "extinguidos". También reconoció que hay pueblos indígenas en "aislamiento voluntario" en el extremo noreste y sureste de la concesión de Pluspetrol, donde la compañía quiere construir pozos y realizar más pruebas sísmicas, un hecho ignorado por los dos informes más recientes del VMI.

Sin embargo, el informe de julio del VMI fue retirado casi inmediatamente de la esfera pública y, posteriormente, dejado sin efecto. Algunas personas claves del VMI incluyendo al Viceministro de Interculturalidad y el director de la Dirección General de los Derechos de los Pueblos Indígenas renunciaron, y se anunció que otro informe sería escrito y que un "equipo especial", como Balbuena Palacios ha descrito, fue contratado desde fuera del VMI para hacerlo.

La concesión operada por Pluspetrol, que lidera un consorcio de empresas -entre ellas Hunt Oil, Repsol y SK Corporation- es conocida como Lote 88, cuya área se superpone en 74% a una reserva establecida en 1990. Las pruebas sísmicas involucrarán miles de explosiones subterráneas, y están programadas para llevarse a cabo a través de cientos de kilómetros cuadrados.

Según Perupetro, la entidad estatal que promueve las inversiones en petróleo y gas, el Lote 88 representó casi el 30% de la producción total de petróleo y gas del Perú en 2012.

Pluspetrol y el Ministerio de Energía y Minas no pudieron ser contactados para obtener sus comentarios.

Nota: (1) Después de la publicación de este artículo en inglés, Pluspetrol dijo que reducirá la zona de sus pruebas sísmicas 3D en 8,198 hectáreas.