oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
PERU - Parque Nacional Bahuaja Sonene en peligro por intereses de PERUPETRO Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Perú
Martes, 23 de Septiembre de 2008 03:52
                     
Parque Nacional Bahuaja Sonene en peligro por intereses de PERUPETRO S.A. Imprimir E-Mail
                       
miércoles, 17 de septiembre de 2008
   

Asociación SER - Oficina Regional Puno

   

PERUPETRO es una empresa estatal de derecho privado, encargada de promover la inversión en actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en el Perú. Actualmente está en conversaciones con un consorcio de empresas para una posible explotación de hidrocarburos en el Lote 164, que comprende la provincia de Qispicanchis en Cusco y las provincias de Carabaya y Sandia en Puno, específicamente en los distritos de San Gabán, Ollachea, Ayapata, Ituata, Alto Inambari, San Juan de Oro, Yanahualla y San Pedro de Putina Punco.
   

   

El coordinador ambiental de PERUPETRO, Luís Valdivieso García, ha manifestado que se viene negociando con empresas que tengan como principal eje de trabajo el impacto ambiental que pueda producirse tanto en la etapa de exploración como explotación. “Si se logra firmar el contrato, se va a hacer los estudios de impacto ambiental correspondientes, donde participará activamente la población mediante programas de vigilancia y monitoreo ciudadano que será implementado para estas etapas”.

   

Asimismo, dejó en claro que la ubicación de este lote está fuera del Parque Nacional Bahuaja Sonene, y que sólo es colindante. “Estamos trabajando para que este proyecto no entre en las áreas protegidas. A través de estudios socio ambientales donde se definirá las posibilidades de impactos ambientales negativos”.

   

Por otro lado, existe el Decreto Supremo 012, como reglamento de participación ciudadana en hidrocarburos que obliga a PERUPETRO a informar a la población desde el inicio de sus negociaciones a las zonas involucradas. De este modo, para el próximo 13 de octubre, en el auditórium de la municipalidad de Carabaya se tiene programado por PETROPERU una reunión informativa con los alcaldes de las zonas involucradas,  acerca de la negociación por el Lote petrolero 164. “También se harán otras reuniones, incluyendo talleres con la población, un proceso de información, hasta lograr la aprobación final del Ministerio de Energía y Minas”, señaló Valdivieso García.

   

Reacciones:
 
Consejera Regional por Sandia, Janet Zapana
   
Estas amenazas vienen desde el año pasado. Nosotros hemos emitido una ordenanza de intangibilidad del Parque Nacional Bahuaja Sonene. En el parque tenemos diversas aves, peces en peligro de extinción, de modo que así este Lote esté fuera del parque, el impacto ambiental será negativo. Esto debería de evaluarse en una consulta popular. Nosotros a través de las autoridades de Carabaya y Sandia, vamos a dar nuestra posición ya que en Lima están acostumbrados a sorprendernos y si insisten con esta explotación nuestro rechazo será  total. Tomaremos medidas ante esto.

   

Consejero Regional por San Antonio de Putina, Abdias Zelio
   
En el caso de la explotación de hidrocarburos, no es excesivo el impacto ambiental  que se tiene en cuanto a la contaminación. Las cartas tienen que ser claras. En ese sentido, la población tiene que consentir la explotación de estos hidrocarburos, debiendo ser bien explicado a las comunidades campesinas. Si esta explotación no afecta al medio ambiente creo que nadie debería oponerse. Si hay un impacto en el ambiente sería de tipo indirecto.
   

   

   

-------
   

   

PerúPetro propone explotación de hidrocarburos en el Parque Nacional Bahuaja Sonene
    Por: Ernesto Ráez, especial para VOL, 18 de setiembre de 2008

   

   

   

Nuevamente la amenaza se cierne sobre el Candamo. Los funcionarios de PerúPetro llegaron a Macusani para reunirse con los alcaldes del distrito de Ayapata, San Gabán, Ollachea y Coasa, y trataron la posibilidad de explotación de hidrocarburos en el lote 64 que comprende el Parque Nacional Bahuaja-Sonene. El ministro del Ambiente ha negado la existencia de alguna propuesta de explotar petróleo y gas dentro de la jurisdicción de Parque Nacional Bahuaja-Sonene.

   

   

El Presidente García, hace algunas semanas, declaró que dado que no se podía explotar gas en el Parque Nacional Bahuaja-Sonene, veía la posibilidad de acceder al gas del Candamo desde fuera del área protegida (por un túnel o perforando oblicuamente, supongo). Ya que volvemos al tema, comparto con Uds. algunas consideraciones:

   

1. La amenaza principal que enfrentamos hace un año no fue el ingreso de petroleros al Candamo, sino la mutilación del PN Bahuaja-Sonene. Esto es absolutamente innegociable.

   

2. La explotación de hidrocarburos, per se, no es un monstruo destructor obligado. Existen maneras de minimizar impactos hasta niveles (para mí, ignorante que soy) muy aceptables, y tenemos varios ejemplos de operaciones petroleras responsables (ejm. las exploraciones que condujeron al descubrimiento del yacimiento Candamo). Creo que para todos nosotros es muy importante deslindar nuestra comprensión de estos asuntos. Hay quienes se oponen ideológicamente a las petroleras, lo cual es muy respetable, pero es preciso aclararlo, porque no es de lo que estamos hablando en este caso.

   

3. Creo que mucho más pueden destruir, social y ambientalmente, la minería informal, el narcotráfico y la tala ilegal, que ocurren sin ningún tipo de control, corrompen a las instituciones a todo nivel y corrompen nuestro futuro. Yo, Dios me perdone, rechazo toda actitud populista, que asume que si lo hacen "los pobres" debe ser bueno o debe ser defendido. Creo que eso no es revolución social sino demagogia. Los pobres también pueden ser corruptos, qué duda cabe, y todos conocemos a pobres "profesionales", que en realidad son victimarios de los más vulnerables, la inequidad social malea a todos, como en Paco Yunque.

   

4. Por otro lado, es evidente que también existe una corrupción petrolera y gran-minera en el Estado, que siempre opta por defender a las empresas por encima de su obligación de defender los derechos (sociales, territoriales y ambientales) de los ciudadanos, especialmente los más vulnerables (niños, mujeres, indígenas). También es evidente la idiotez venal que infecta a la Sociedad Nacional de Minería y Petróleo. Basta ver los millones que desperdician en comerciales que no cree nadie. Todos somos concientes de muchos pecados muy graves cometidos por empresas grandes y de realidades espantosas (río Corrientes, río Rímac, La Oroya).

   

5. Sin embargo, de todos modos las grandes son más fáciles de ajustar que los ilegales. El gobierno y la Sociedad de Minería hacen la vista gorda a la minería informal, le tiran el muerto a los gobiernos regionales (lo cual es indignante). La oposición popular y ambientalista concentra su fuego contra petroleras y mineras grandes. Pero eso deja un sector tremendamente dañino suelto en plaza, que en efecto constituye una amenaza real mucho mayor a las áreas protegidas que la explotación de hidrocarburos. Justamente, ese fue un argumento que utilizamos el año pasado: Levantar la protección sobre el Candamo lo condenaba a ser invadido y destruído por ilegales mucho antes de que llegara cualquier petrolera.

   

6. De hecho, en PN Bahuaja-Sonene ya está siendo invadido ilegalmente por mineros en Madre de Dios y por cocaleros en Puno. En el último caso, no es la pobreza sino la codicia (y la impunidad) lo que alienta a los invasores. Además, persisten las malas relaciones entre la administración de ANP y la población local del Alto Tambopata. Insisto en que estas son amenazas y problemas muchísimo más serios y complejos de resolver que cualquier alucinada tentación petrolera.

   

7. En consecuencia, debemos mantenernos vigilantes e informarnos, como muy bien se ha planteado; pero también debemos mantener la perspectiva de las cosas y no perder de vista el "pájaro en mano" de las amenazas ilegales activas y comprobadas, que no sólo destruyen biodiversidad sino que socavan a la propia patria. Esto es particularmente importante en la coyuntura de actualización de los planes maestros de Bahuaja y Tambopata, y en la coyuntura englobante del nuevo SERNAP y el flamante MinAmbiente, que debieran producir lineamientos estratégicos y acciones enérgicas respecto a estos retos.

   

8. Modestamente, nuestro Grupo de Trabajo ya empezó, por lo menos, a denunciar el infierno de la ilegalidad minera y maderera en Madre de Dios y Puno. Pero debemos caminar hacia una estrategia de incidencia sobre el Estado y sobre la Sociedad Nacional de Minería mucho mejor sostenida y estructurada. Les invito a construirla.