oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
ECUADOR - Derrame de petróleo por rotura de oleoducto en Ecuador llegó al río Napo en Perú Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Ecuador
Viernes, 07 de Junio de 2013 10:53

Servindi

derrame-coca4 de junio, 2013.- El petroleo vertido al río Coca, en la Amazonía de Ecuador, tras la ruptura del Oleoducto Transecuatoriano, alcanzó esta mañana a la población de la cuenca del río Napo a la altura de la localidad de Cabo Pantoja, en el distrito de Torres Causana, provincia de Maynas, Loreto.
La ruptura se habría producido por deslizamientos producidos ante las fuertes lluvias que acabaron con al menos 140 metros de tubería del Sistema del Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), en la zona El Reventador, en la provincia de Sucumbíos.
Según reseña el diario Hoy de Ecuador, la ruptura se produjo el 31 de mayo. Uno de los primeros que dio cuenta del hecho fue un guía naturalista que trabaja en la zona de Puerto Francisco de Orellana trasladando turistas desde un hotel ubicado dentro del Parque Nacional Yasuní hasta la población de El Coca.

Según información del gobernador del distrito de Torres Causana, Edgar Navarro Tapullima, a la zona llegó un equipo de PetroPerú y de la Marina de Guerra que se encuentran evaluando el posible impacto y la extensión de la mancha de crudo.
Hasta el momento, la población de alrededor de cuatro mil personas que vive en las inmediaciones de la zona de Pantoja, por donde avanza el crudo, no está informada sobre la contaminación y es muy probable que sigan consumiendo el agua y pescando en el río, como lo hacen cotidianamente.
Según información ofrecida por las autoridades ecuatorianas, el derrame habría durado casi un día por lo que el alcance del crudo se desplazará por grandes tramos. Se cree que la cantidad de crudo derramado es de 10 mil barriles.
Causa preocupación para ambos lados que la corriente empiece a empujar el petróleo hacia los humedales donde habitan familias de nutrias, caimanes, garzas y otras especies en peligro de extinción.
Es urgente que las entidades competentes del Estado inicien inmediatamente campañas informativas a fin de prevenir a la población sobre los peligros que corre, además de realizar las acciones para abastecer a la población de agua y alimentos, y se inicien actividades de mitigación lo antes posible.