oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
ECUADOR - La exploración en Puná causa dudas Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Ecuador
Lunes, 01 de Junio de 2009 05:29
La exploración en Puná causa dudas
5/27/2009

Redacción Guayaquil


Recuadro: En la isla
El presidente Rafael Correa   llegó a Puná por segunda vez.  La primera  fue en 2008. En esta ocasión destacó que la población carece de servicios básicos.
Un grupo de estudiantes realizó   una comparsa de los punáes y le entregó una  concha asada denominada localmente  pata de burra.
Puná tiene   22 comunas.   Se ubica  a 40 millas náuticas de Guayaquil, más cerca está la parroquia  Posorja.

--------

El ambiente en la Isla Puná, en el Golfo de Guayaquil, cambió ayer. Las calles polvorientas de la comuna Campo Alegre se llenaron de miembros de las Fuerzas Armadas,   personal de seguridad presidencial  y funcionarios públicos.

  Esa población está ubicada a 30 minutos del Bloque 4,  donde está el campamento de la estatal de petróleos de Venezuela (Pdvsa). En esta zona hay un proceso de  exploración  y explotación del gas del Golfo, con una inversión de USD 32 millones.

La expectativa de los puneños  se centró   en la visita del presidente Rafael Correa, quien dialogaría con ellos. Por eso,  desde las 09:00,  Wilmer Torres, dirigente de Campo Alegre, vistió de saco y corbata. El sábado anterior,  junto a otros 25 comuneros de la zona, impidieron el paso del camión que llevaba el taladro para la exploración del gas. Fue una medida de presión para que el Presidente se comprometa con  obras básicas: salud, educación y construcción de vías, dijo Torres a los medios.

Ese día participaron en su mayoría habitantes de Campo Alegre. Pero la falta de agua, vías, escuelas y centros médicos se vive en toda la isla, una parroquia rural de Guayaquil. Los pobladores se sienten incomunicados.  Llegar hasta allá  toma un promedio de más de tres  horas por tierra y mar, saliendo desde Guayaquil.

Desde el puerto de Posorja salen lanchas rápidas que conducen hasta la comuna Bellavista, en  25 minutos. Al desembarcar hay  camionetas que conducen a las comunas cercanas Campo Alegre, Cauchiche, Río Hondo, Agua Piedra, entre otras que conforman la isla,  de 13 000  habitantes.  Aquellas son las más cercanas a la planta de trabajo de la estatal venezolana. El recorrido toma 30 minutos en un camino  casi desértica,  sin vías  ni  iluminación. Quince minutos antes de llegar a Campo Alegre, un par de tractores trabaja para abrir caminos.

 Ya en esa comuna,  los habitantes esperaban a Correa  con un pliego de peticiones que se resumen en 33 convenios. Entre ellos el acceso al agua potable, escuelas, centros de salud y electricidad. Pero hasta ese lugar también llegaron pescadores del cantón Balao (Guayas) y del balneario  de Jambelí (El Oro).

Sirena Jurado, habitante de Balao, mostró su preocupación por una posible contaminación de las aguas. El 90% de  la población se dedica a   la pesca. Ellos también participaron de la toma del taladro el fin de semana. Según Jurado,   el Gobierno no les consultó sobre la exploración de gas y quieren conocer más del proyecto.

Pero según Pedro Piedra, de la Secretaría de Pueblos y Movimientos, la socialización del  tema se realizó desde abril en las comunas más cercanas al Bloque 4, entre ellas Campo Alegre y Río Hondo.  Ellos conocen del estudio de impacto ambiental que se realizó, dijo.  Pedro Jiménez, morador de la isla Puná, cree que debe existir un acuerdo con el Presidente para que se dé trabajo en el campamento a los habitantes de la zona.

  Mientras eso ocurría a una distancia de 30 minutos vía terrestre, en Río Hondo, Correa llegó en helicóptero desde Guayaquil. A las 10:15  se    reunió    en      privado     con los técnicos de Pdvsa; el embajador de Venezuela, Óscar Navas; los ministros  Gustavo Jalk y Galo Borja.   Luego  colocó   un seguro a la  torre de perforación, de 60 metros, que estaba  previsto observar vía satélite el sábado pasado,  durante la visita del presidente venezolano Hugo Chávez.

Allí también lo esperaban moradores de  Río Hondo, quienes se mostraron a favor del proyecto. Tres horas después, Correa llegó a las 13:00 a Campo Alegre, donde había una tarima y regalos de los comuneros. Anunció que los protestantes    serán  enjuiciados.

Dijo que si se encuentra gas en la isla,  el 70% de los recursos será para Ecuador y el 30%  para Pdvsa. Según Correa,   los recursos de la explotación servirán para la construcción de una termoeléctrica,  que  dará   luz a la isla  las 24 horas. En la noche solo  tienen energía  de 19:00 a 22:00. Correa también negó un  impacto ambiental en esa zona,  porque el taladro de perforación estará a 12 km de la Costa. Culpó al PSC y a ciertos medios de comunicación, entre ellos a Teleamazonas,  por incidir en la toma del lugar el fin de semana pasado.