oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
ECUADOR - MANIFIESTO DE LAS ORGANIZACIONES DE LA ASAMBLEA NACIONAL AMBIENTAL DE LOS PUEBLOS, NACIONA Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Ecuador
Martes, 01 de Julio de 2008 10:30
MANIFIESTO DE LAS ORGANIZACIONES DE LA ASAMBLEA NACIONAL AMBIENTAL DE LOS PUEBLOS, NACIONALIDADES Y ORGANIZACIONES SOCIALES DEL ECUADOR

Las organizaciones sociales, ambientales y de mujeres, reunidas en la ciudad de Manta los días 24 y 25 de junio del 2008, nos dirigimos a la Asamblea Constituyente y al país.

Considerando

Que la falta de autonomía de la Asamblea Constituyente frente al Gobierno Central y en especial al buró político de Alianza País, ha limitado su accionar en favor del cumplimiento del mandato popular y en afectación de los derechos de los pueblos, comunidades, poblaciones y ciudadanía del Ecuador;

Que si bien se han incorporado algunos temas importantes, otros asuntos de vital importancia como el derecho a la consulta y el consentimiento previo,  la vulneración de las áreas protegidas para actividades extractivas, la posibilidad de introducir organismos genéticamente modificados en el país, el cambio del modelo extractivo, entre otros, no están respondiendo a las propuestas entregadas por las organizaciones ni lo que la misma Asamblea ha recogido del pueblo en diversos foros y eventos públicos.

Que a través del Gobierno se está impulsando y profundizando el modelo extractivista con actividades como minería, represas, monocultivos, agrocombustibles, acuacultura, transgénicos, etc., las mismas que causan graves impactos sociales y ambientales, lo cual ha sido demostrado científicamente y que son contrarios a los ofrecimientos de cambio hechos en campaña.

Que el gobierno nacional no respeta los derechos humanos de las poblaciones y comunidades y las protestas son reprimidas con violencia, como el caso de Dayuma o Azuay; se ha deslegitimado al movimiento social y ambiental a través de insultos y descalificaciones por parte del Presidente y se ha desconocido la importancia de la participación ciudadana.
 

Exigimos:

Que la Asamblea Constituyente asuma sus plenos poderes y mantenga la independencia total con el ejecutivo, de lo contrario estará traicionando a sus mandantes, que es el pueblo ecuatoriano.

Que la Asamblea Constituyente recoja los planteamientos realizados por las organizaciones sociales en cuanto a la incorporación de principios fundamentales que garanticen el cambio del modelo extractivista, el modelo neoliberal, hacia un nuevo modelo de desarrollo, en especial el presentado por la Asamblea Nacional Ambiental, denominada "Hacia una sociedad equitativa y sustentable" que nos permite construir el futuro de manera sustentable y con responsabilidad hacia las futuras generaciones.

Que se reconozca al Ecuador como un estado plurinacional para garantizar y efectivizar los derechos de los pueblos y nacionalidades para vivir en armonía con todos los seres vivos y así lograr el bien vivir.

Que se incorpore el principio de consentimiento previo informado de carácter vinculante, con derecho a veto para actividades que puedan afectar el patrimonio natural y social.

Que la Asamblea rechace el Mandato Agropecuario "Mandato PRONACA" entregado por el Gobierno, que en lugar de solucionar el problema estructural de la crisis alimentaria y defender la soberanía alimentaria, profundiza la dependencia de un modelo insostenible y beneficiaría únicamente a los grandes  agroexportadores y comerciantes de agroquímicos y es parte de las políticas neoliberales que continúan impulsando los ministerios de coordinación social, de agricultura y de producción, que son parte del gabinete del Presidente Correa.

Que se incorpore la recuperación de los espacios públicos que han sido ocupados ilegalmente por actividades extractivistas como camaroneras, mineras, plantaciones forestales, la revisión de las concesiones de agua y la suspensión de las obras de construcción de la presa Baba.
 

Que la Asamblea Constituyente de manera inmediata conmine al Ministro de Minas y Petróleos a que rinda cuentas del cumplimiento del mandato minero y que de no haber actuado con la celeridad que el mandato establece, tome las medidas pertinentes por el bien del país.

Que se incorpore la reparación o remediación a la contaminación ambiental por el mal manejo de los desechos sólidos a las empresas nacionales e internacionales causada por plásticos, latas, cartón, insumos agrícolas y productos químicos.


Demandamos que la Asamblea garantice la vigilancia y control social al interior de la Asamblea  para evitar que se realicen cambios inconsultos y arbitrarios en los textos aprobados por las mesas.

Que se incorpore al texto constitucional que la protección y tutela de la vida de las especies animales, prohibiendo el tráfico ilegal y sevicia para con los animales
 

Que se suspendan los proyectos de infraestructura y de desarrollismo que atentan a los derechos humanos, soberanía alimentaria y al patrimonio natural, los cuales consolidan el modelo extractivista y no contribuyen a la construcción de una nueva sociedad justa, equitativa y sustentable.

Que los y las asambleístas rindan cuentas al finalizar su gestión, de las propuestas que los movimientos sociales han presentado a la Asamblea Nacional Constituyente y que garantizan la refundación del país.

Que se incorporen disposiciones transitorias para terminar con los procesos, concesiones y/o privatizadores que están afectando la biodiversidad, el recurso forestal, recursos hídricos, la vida de las comunidades y los derechos de la naturaleza. 

Manifestamos

Que este proceso histórico de cambio social que vive el Ecuador, responde a una construcción colectiva a lo largo varios años, de resistencia al neoliberalismo, a la destrucción de los ecosistemas, a un modelo que nos ha sumido en la pobreza, desigualdad e inequidad.

Las organizaciones agrupadas en la Asamblea Nacional Ambiental nos mantendremos en movilización permanente para vigilar que la constitución cumpla con el verdadero mandato de los pueblos, comunidades ancestrales y poblaciones locales.

Que seguiremos fortaleciendo la unidad de los pueblos y comunidades del Ecuador para defender nuestros derechos y demandas.

Que no permitiremos que nuestros sueños y esperanzas de cambio sean traicionados una vez más por los mismos círculos de poder que se han infiltrado en el gobierno.

Firmado en la ciudad de Manta el 25 de junio del 2008