oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
ECUADOR - El 59% de los ingresos de Agip Oil fue del Estado Imprimir E-mail
Lunes, 05 de Noviembre de 2007 15:54

El 59% de los ingresos de Agip Oil fue del Estado

El contrato de Agip, en el bloque 10, será la base, aunque no el modelo definitivo

[2007-11-05 07:15:00 ]

 

El Gobierno tiene en la mira al contrato de exploración y explotación de crudo de Agip Oil, la única firma que mantiene el modelo de prestación de servicios en el país. Este modelo contractual obliga a Petroecuador a reembolsar a la contratista los gastos e inversiones, pero el Estado permanece como dueño del hidrocarburo.


El contrato de Agip, en el bloque 10, será la base, aunque no el modelo definitivo para el giro que busca el Gobierno en materia contractual con siete petroleras que están en el país. ¿Por qué?


De julio de 1999 a diciembre de 2006, Agip, subsidiaria del Grupo Eni, con sede en Italia, ha generado una renta total por USD 1 314 millones. De estos, un 59,36% ha ido a las arcas estatales. Esto significó un ingreso de USD 780 millones para el Fisco.


La cifra es atractiva para el mandatario Rafael Correa, quien sostiene que el Estado apenas recibe un 20% de la producción de las privadas que operan con el modelo de participación.


A ello se suma que los costos de producción de Agip están por debajo de los USD 5 por barril (ver cuadro), menor al promedio del resto de privadas ( USD 15,95).


Los costos de Agip incluyen el transporte de personal y material en helicóptero hacia el campo petrolero. La tecnología que aplica permitió el descubrimiento en abril pasado de un pozo que hoy genera 10 000 barriles/día, el más productivo del país.


El bloque 10 salió a licitación en la Quinta Ronda Petrolera y fue adjudicado el 16 de junio de 1988 al consorcio formado por Agip y la estadounidense Arco.


La etapa de exploración duró más de una década y en 1999 se inició la operación comercial con una producción de 9 410 barriles diarios. Para ese entonces el consorcio Arco vendió sus acciones y Agip se quedó a cargo del bloque.


Para esa fecha, cinco compañías ya habían cambiado sus contratos de prestación de servicios a participación, donde el contratista invierte bajo su riesgo y reconoce a favor del Estado un porcentaje de la producción. La firma es propietaria del resto de la producción.


Agip mantuvo el modelo de prestación de servicios porque no le quedó otra alternativa.

Si bien la compañía veía con buenos ojos el modelo de participación, nunca llegó a un acuerdo. Incluso en el 2001 presentó una propuesta al entonces titular de Petroecuador, Rodolfo Barniol, para cambiar su contrato.


Agip planteó al Estado una participación en producción similar a la que ofrecían otras compañías, y que fluctuaba entre el 13% y 25%. Pero en su propuesta no incluyó una cláusula sobre la reversión de los activos al Estado una vez terminado el contrato.


Barniol comentó a la firma que esos activos más las reservas de crudo convertirían al Estado en el mayor accionista. “Lo justo sería un reparto del 80% al Fisco y 20% a la compañía. Si es así, podemos hablar si no cada cual a su casa”.


Pese a que el comentario de Barniol se dio en un diálogo informal, Agip lo tomó en serio y retiró su propuesta. El ex funcionario confirmó la versión, pero indicó sin mayores detalles que “la oferta no era satisfactoria para el Estado”.


Ello dejó a Agip sin mayores proyecciones de inversión, por lo que también retiró su compromiso de transporte de crudo por el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), unos 40 000 barriles/día, cuyo costo debía ser pagado se transporte o no el crudo. Esa decisión costó a Agip USD 15 millones por pago de garantías. Pese a que este Diario pidió una versión a la empresa, esta decidió no emitir ningún pronunciamiento.


Para Agip fue el último contrato en firmarse, lo que permitió introducir mejoras al modelo de prestación de servicios. Entre ellas, que el comité de empresa, encargado de la definición de inversión y costos, esté integrado por personal técnico. “Eso falló en otros contratos. En los comités estaban las esposas de ministros, amigos de funcionarios, gremios”, señala un funcionario de Petroecuador.

Operación del bloque


En la renta estatal se contempla el Impuesto a la Renta por USD 153,6 millones de julio de 1999 hasta diciembre del 2006.

La renta estatal también contempla el valor pagado a partícipes ( Leyes 10/20 y otras), por USD 626,7 millones, la mayor parte de los cuales se destina a los gobiernos locales.


De 1988 al 2006 la compañía ha invertido USD 721,3 millones en el bloque 10. El contrato vence en el 2017 y tiene reservas probadas por 194 millones de barriles y remanentes por 120 millones.


La compañía Agip es la segunda mayor pagadora de Impuesto a la Renta (IR) del país. Este año canceló USD 47 millones por el año fiscal del 2006.Comercio