oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
BOLIVIA -INDUSTRIA GASÍFERA (BOLIVIA PONE PIE EN EL CAMINO DE LA PETROQUÍMICA) Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Bolivia
Martes, 14 de Mayo de 2013 15:56

PLATAFORMA ENERGETICA

plantariogrande_1Por primera vez en su historia, con la inauguración de la Planta Separadora de Líquidos de Río Grande de YPFB, el país industrializará los recursos hidrocarburíferos que hasta ahora eran exportados sin ningún tipo de procesamiento, favoreciendo a la industria de los países vecinos, de los cuales debía importar productos refinados. Bolivia deja la dependencia de GLP y se encamina a ser exportador del carburante.

Con la inauguración, el viernes, de la Planta Separadora de Líquidos de Río Grande, en Santa Cruz, el país ha puesto pie, finalmente, en el camino de la petroquímica, pero sobre todo está a punto de lograr su completa soberanía en materia de producción de gas licuado de petróleo (GLP) y de gasolina, lo cual implicará ya no subvencionar esos líquidos importados.

Se trata, pues, de un momento histórico, como bien lo señaló el Presidente del Estado en el acto de inauguración, pues por primera vez en su historia, el país industrializará los recursos hidrocarburíferos que hasta ahora eran exportados sin ningún tipo de procesamiento, favoreciendo de esta manera a la industria de países vecinos, de los cuales debía importar productos refinados.

Al respecto, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) explicó que con el arranque de dicho complejo ya no se enviará "gas rico" a Brasil, porque se procesará en territorio boliviano el propano, butano, gasolina e isopentano que contiene el energético. Según la autoridad, Brasil pagó por el gas rico sólo por la gestión 2007 y ahora está en negociación el pago por los años 2008 y 2009.

Según la explicación técnica brindada en la ocasión, la planta de Río Grande procesará alrededor de 5,6 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas natural, para obtener 361 toneladas métricas diarias (TMD) de GLP, 350 barriles por día (BPD) de gasolina estabilizada y 195 BPD de gasolina rica en isopentano, lo que implica no sólo satisfacer el 100% de la demanda interna sino también estar en condiciones de exportar esos energéticos.

El primer mercado extranjero será Paraguay, adonde se enviarán, desde junio, alrededor de 5.500 toneladas métricas (TM) de GLP cada mes, lo cual significará ingresos para el país por valor de más de $us 520 millones en los próximos 13 años. El ejecutivo de la estatal petrolera explicó que el GLP exportado será comercializado al precio internacional vigente, más un pago adicional de $us 161 por cada TM despachada.

El proceso de industrialización de los hidrocarburos será pronto complementado con la puesta en marcha de otras plantas que están en proceso de construcción. Además de Río Grande, "están en curso las construcciones de las plantas de separación de Gran Chaco, en Tarija, la planta de urea y amoniaco en Cochabamba, la planta de gas natural licuado en Santa Cruz y las de etileno, polietileno, propileno y polipropileno", sostuvo el presidente de YPFB Corporación.

Hay, pues, motivos para el entusiasmo, pues por fin se hace evidente que el proceso de recuperación de la soberanía sobre los recursos hidrocarburíferos está produciendo resultados más allá del solo incremento de los ingresos nacionales. Hay que hacer votos para que las malas prácticas del pasado no se repitan y el proceso de industrialización no se vea frustrado.

-----
Noticia relacionada:

El Deber (Santa Cruz) / 11 de mayo de 2013
http://www.eldeber.com.bo/bolivia-deja-dependencia-de-glp-y-encamina-exp...

Bolivia deja dependencia de GLP y encamina exportación

Henry Ugarte A. - La nueva planta separadora de gas natural funcionará a pleno en julio. Tendrá una capacidad para procesar 5,6 millones de metros cúbicos/día. Hay acuerdo para exportar GLP a Paraguay

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) inauguró la Planta Separadora de Líquidos de Río Grande con la que garantizará la producción y provisión de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en el mercado interno y encamina al país a ser exportador del carburante.

Con este nuevo emprendimiento se sustituirán definitivamente los márgenes de importación; en lo que queda de este año el ahorro será de $us 20,3 millones y se calcula que en los próximos 13 años la subvención liberada será de $us 1.065 millones.

En 2012 el volumen promedio de importación de GLP alcanzó las 161 toneladas métricas por día, lo cual representó un incremento del 15% en relación con 2011. El costo promedio anual alcanzó los $us 61 millones.

De acuerdo con los informes técnicos brindados por YPFB, en primera instancia la planta tendrá una capacidad para procesar hasta 5,6 millones de metros cúbicos de gas natural por día, lo que en materia de GLP representará una producción progresiva que irá desde la primera quincena de julio con 360 toneladas métricas al día y se extenderá hasta duplicarse en los próximos tres años.

Pero eso no es todo. El presidente de YPFB, Carlos Villegas, también anunció la exportación de GLP a Paraguay, que a largo plazo podrá consolidarse hasta llegar a los $us 520 millones; a 13 años de plazo esta cantidad se convertirá en una nueva fuente de ingreso sostenible para el país.

Con la empresa Trafigura, YPFB ha cerrado un contrato para exportar a Paraguay 5.500 toneladas al mes de GLP.

El precio acordado, según YPFB, está en base a los estándares internacionales más $us 161 adicionales por tonelada métrica.

Gasolina y otros

Con el procesamiento de 5,6 millones de metros cúbicos de gas por día (MMm3/d), la planta de Río Grande producirá 350 barriles de gasolina natural por día y 195 barriles de isopentano por día, que es el insumo básico para el proceso de industrialización de líquidos.

Estos productos serán procesados por las refinerías de YPFB, en Santa Cruz y en Cochabamba, para satisfacer la demanda del mercado interno, que sigue en expansión pero que paulatinamente irá revirtiendo la importación de este carburante.

Construcción y crédito

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, destacó la puesta en marcha de la planta de Río Grande, que, entre diseño, construcción, montaje y puesta en marcha, le costó $us 181 millones a la estatal petrolera.

El costo total de la planta fue financiado por el Banco Central de Bolivia (BCB), que otrorgó el crédito a 15 años plazo con cinco de gracia y un interés anual de 1%; los pagos que erogará YPFB a la entidad financiera serán semestrales.

Ayer, en el acto de inauguración de la planta de Río Grande estuvo el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, que ponderó los emprendimientos ejecutados por YPFB.

Recuerdos de corrupción

El presidente del Estado, Evo Morales, recordó que el país comenzó a cambiar con la recuperación de los recursos naturales y la nacionalización de los hidrocarburos y auguró la ejecución de nuevos proyectos para consolidar la industrialización del gas natural.

Por su lado, el ministro de Energía e Hidrocarburos, Juan José Sosa, recordó los enredos en que cayó la construcción de la planta de Río Grande, que el año pasado alcanzó ribetes de escándalo con la denuncia, detención y procesamiento de varios exejecutivos de YPFB; sin embargo, destacó la voluntad del presidente Evo Morales y del titular de YPFB, Carlos Villegas, quienes mostraron su voluntad para seguir adelante con el objetivo del país.

Cabe recordar que el primer caso de corrupción estalló en la gestión del extitular de YPFB, Santos Ramírez y ex hombre fuerte del MAS, que fue encarcelado en 2009 por los delitos de conducta antieconómica, uso indebido de influencias, contratos lesivos al Estado, incumplimiento de deberes, cohecho pasivo y asociación delictuosa. Todo el ‘paquete' de acusaciones gira en torno a la adjudicación a la empresa Catler Uniservice para la instalación y puesta en operación de la planta de Río Grande inaugurada ayer por Morales

No hay motivos para grandes festejos
Álvaro Ríos | EXMIN. DE HIDROCARBUROS

No sabemos por qué tanto festejo para esto de la planta de Río Grande. ¿Será porque es lo único que tiene que mostrar efectivo YPFB en infraestructura en estos siete años? Se han hecho otros bullados festejos que resultaron un fiasco y que han quedado en el olvido, como la importación del taladro Chino, la planta de El Palmar del Oratorio y muchas otras.

Deberíamos estar reflexivos y cabizbajos debido a que esta planta ha pasado por dos procesos de corrupción pocas veces visto en la historia del país, hay un muerto, varios presos, ha tomado tiempo récord en construirse y hay cuestionamientos de sobreprecio que realmente no se pueden verificar mientras no se haga una auditoría profunda. El mismo presidente ha dicho que la empresa constructora no se la contratará más por estos hechos. Pregunta del millón es ¿cómo vamos a castigar a la empresa? ¿Se va a ir como si nada?

La de Río Grande no es la única planta que extrae GLP y licuables de la corriente de gas. Hay muchas otras desde hace varias décadas y recientes, como la que ya había en Río Grande, La Vertiente, las de Sábalo, San Alberto y Margarita y muchas otras, y por lo tanto mal puede llamarse esto como el inicio del proceso de industrialización. La industrialización es un proceso químico de transformación y no una mera separación física

Falta consolidar una nueva ley sectorial
Boris Gómez | CONSULTOR

Soy un convencido de que toda acción relacionada con el tema de hidrocarburos adolece de una falla fundamental, que en este caso es una ley sectorial que no ha sido analizada ni aprobada por la Asamblea Legislativa.

Al no contar con una nueva ley de hidrocarburos que sustente la producción energética, tampoco existen las bases fundamentales para que el país asuma desafíos y proyectos para los próximos 25 años; obviamente, sobre este tipo de obras que se inauguran hay muy poco que decir.

Todas estas obras son bienvenidas, pero sigue sudyaciendo en el subconsciente de los bolivianos una pregunta fundamental, como ¿qué se está haciendo realmente con el proceso de industrialización?

Sobre la industrialización y la nueva ley se podrá dar certeza sobre la venta real que generan los hidrocarburos, es decir, para evitar caer en lo que cayó Venezuela, que en 14 años despilfarró demasiado por la venta de petroleo.

En lo puntual, habría que llamar la atención a la comisión de hidrocarburos de la Asamblea para que constate los términos del contrato de construcción de la planta de Río Grande y se hayan cumplido a cabalidad.

Habrá que ver qué dice esa comisión de la Asamblea porque muchas voces han sonado de que esa planta se hizo a la apurada