oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
BOLIVIA - Caso de corrupción de YPFB entra “en reserva” y el ex Gerente se acoge al silencio Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Bolivia
Jueves, 12 de Julio de 2012 11:57
res notas ilustrativas sobre el nuevo rumbo que sigue el bullado caso de corrupción y enriquecimiento ilícito, detectado casualmente a partir de un accidente automovilístico. Hay críticas por estas decisiones y temores de posible encubrimiento

Plataformaenergetica.org (La Paz, 11 de julio de 2012).- Estas son las notas difundidas por los principales diarios bolivianos:

***FISCALÍA DECLARA EN RESERVA CASO DE CORRUPCIÓN EN YPFB
EL DÍA, Santa Cruz, 11 de julio de 2012).- La Unidad Anticorrupción de la Fiscalía declaró ayer en reserva la investigación que involucra a dos ejecutivos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), detenidos en la cárcel por enriquecimiento ilícito, que manejaron la adjudicación de la construcción de las plantas separadoras de líquidos de Río Grande y Gran Chaco, por más de $us 772 millones.

Gerson Richard Rojas Terán, exGerente Nacional de Plantas de Separación de Líquidos y Agustín Javier Ugarte Méndez, miembro de la comisión calificadora, son los dos procesados, el primero recluído en Palmasola y el segundo en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Ayer, el fiscal Carlos Candia justificó la declaratoria de las investigaciones "en reserva" para que la investigación "no se contamine". "Esto significa que no se va a dar información a los medios de comunicación mientras se tenga la reserva por ser un caso grave donde se habla de sumas considerables de dinero", puntualizó.

CUESTIONAMIENTOS

Un exfiscal de distrito que pidió que su nombre sea guardado en reserva explicó a El Día que en casos de interés público no se puede declarar a los procesos en "reserva" porque se está afectando intereses de todos. Existe la obligación, dijo, de saber qué pasa con la plata del Estado.

"No hay reserva en procesos del Estado, excepto en caso de terrorismo donde se declare reserva para proteger a un terrorista detenido y precautelar su vida", aclaró la exautoridad.

***CORRUPCIÓN: EX EJECUTIVO DE YPFB GUARDA SILENCIO Y NO AMPLÍA SU DECLARACIÓN
EL DEBER, Santa Cruz, 11 de julio de 2012.- Esta mañana, en la cárcel de Palmasola debía ampliar su declaración Gersón Richard Rojas Terán, exgerente nacional de la planta de separación de líquidos de Río Grande, a quien se acusa de uso indebido de bienes del Estado, enriquecimiento ilícito, beneficios en razón del cargo y negociaciones incompatibles con el ejercicio de sus funciones, pero se abstuvo a declarar.

Carlos Candia, fiscal anticorrupción, informó de que el detenido se acogió a su derecho al silencio, por lo que la comisión del Ministerio Público encabezada por la coordinadora nacional de fiscales, Norma Olmos, y su colega Nuncio Piérola, junto a los personeros de YPFB, no recibió la ampliación de la declaración del imputado que mañana será llevado ante el juez.

A su vez, el caso fue declarado "reserva nacional" para impedir que se filtre información según el fiscal Candia, que justificó que es para evitar que se obstruya la investigación.

Junto a Rojas Terán también fue aprehendido Javier Ugarte Méndez, otro alto ejecutivo de YPFB, a quienes los fiscales acusan de mantener una estrecha relación de amistad. Según las pesquisas, aumentaban las cifras para las licitaciones de la estatal petrolera con el fin de favorecerse con miles de dólares, expresó Candia.

***EX GERENTE DE YPFB DICE QUE TENÍA TRATO DIRECTO CON VILLEGAS

PAGINA SIETE, Santa Cruz, 11 de julio de 2012.- El ex gerente de Plantas de Separación de Líquidos de YPFB Gerson Rojas, quien supuestamente recibió dinero a cambio de favorecer a una empresa para que se adjudique la construcción de la planta de Río Grande, aseguró que gozaba de la confianza del presidente de la estatal petrolera, Carlos Villegas.

"Desde que inicié mis funciones tengo trato directo con el ingeniero (licenciado Carlos) Villegas. Incluso por encima de la autoridad del vicepresidente Nacional de Operaciones, Mario Salazar", afirmó Rojas en sus declaraciones informativas a la Policía de Santa Cruz, las que fueron reportadas por PAT.

Rojas es imputado por uso indebido de bienes del Estado y enriquecimiento ilícito, beneficios en razón del cargo y negociaciones incompatibles con el ejercicio de sus funciones. Guarda detención en la cárcel cruceña de Palmasola.

Al respecto, Villegas aseveró ayer, en la ciudad de Santa Cruz: "Yo, como presidente de YPFB, tengo comunicación directa diaria con todos los gerentes (...) aquí no ha habido comunicación privilegiada con nadie".

Dijo que "la Gerencia de Planta de Separación de Líquidos es estratégica (porque) en ella está el futuro de Bolivia, está la construcción de dos plantas de separación de líquidos, la de úrea y amoniaco, de GNL, de etileno y polietileno; yo no puedo quedar indiferente ante una gerencia que maneja mucha cantidad de dinero".

Rojas debía ampliar ayer su declaración en la cárcel de Palmasola, pero no lo hizo porque justificó motivos de salud.

El 17 de junio, Rojas protagonizó un triple choque cuando conducía ebrio un vehículo de YPFB y, aparentemente, usó el auto para actividades no inherentes a su trabajo. Además, luego del siniestro se fugó y abandonó el coche, al que trató de borrarle el logotipo. Este hecho de tránsito permitió abrir una investigación y revelar irregularidades.

En ese vehículo y en la oficina de Rojas, los fiscales y la Policía encontraron documentos que lo delataban como titular de cajas de seguridad en el Banco Mercantil Santa Cruz.

Mediante un allanamiento, en una de ellas hallaron 90.000 dólares y apuntes de movimientos bancarios; de la otra, a nombre de Rojas y del ex ejecutivo Agustín Ugarte, se habían extraído 400.000 dólares el 30 de junio.

Villegas dijo ayer que YPFB pidió a la Fiscalía que amplíe las investigaciones en vista de que había contradicciones en las declaraciones de Rojas a la Policía.

Agustín Ugarte, ex miembro del Comité de Calificación de YPFB, fue aprehendido e indicó que por orden de Rojas recibió dinero a cambio de favorecer a una empresa en la adjudicación de la construcción de la Planta de Separación de Líquidos de Río Grande, según El Deber.

El fiscal anticorrupción de Santa Cruz, Carlos Candia, informó que Rojas se acogió a su derecho al silencio y que será llevado hoy ante el juez. Por otro lado, el caso se declaró en calidad de "reserva nacional" con el fin de evitar que se filtre información, lo cual puede obstruir la investigación.

Añadió que de acuerdo con las pesquisas, Gerson Rojas y Agustín Ugarte aumentaban las cifras a las licitaciones para adueñarse de miles de dólares. La planta de Río Grande costará 163 millones de dólares.

FOTO: El vehículo siniestrado que dio origen a la investigación y posterior acusación de corrupción en YPFB.

** Este es un servicio de la Plataforma de Política Energética, un espacio permanente, plural y abierto a todos, para compartir información, generar conocimiento y promover el debate público sobre los temas fundamentales del sector energético (www.plataformaenergetica.org)