oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
BOLIVIA - Petrobras, Repsol y British dominan la producción nacional de gas Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Bolivia
Miércoles, 07 de Diciembre de 2011 16:23
Pese al Decreto de "nacionalización" de los hidrocarburos, emitido el 1 de mayo del 2006, las transnacionales petroleras que operan en el país mantienen el control y el predominio real en la industria de los hidrocarburos en Bolivia, tanto en la producción como en las reservas de gas y petróleo, asegura una investigación del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

En el año 2004, Petrobras producía el 47% del gas y petróleo del país. Hoy controla el 63%. Otras compañías dominantes en la producción de hidrocarburos en Bolivia son Repsol y British, agrega el informe incluido en el "Cuaderno de Coyuntura No. 3" de la Plataforma Energética dedicado al estudio "Gasolinazo: subvención popular al Estado y a las petroleras.

Los datos oficiales establecen que en la gestión 2009, la producción nacional de hidrocarburos estaba en manos de Petrobras Bolivia (60,48%), Petrobras Energía (2,63%), Repsol (8,13%), YPFB Chaco (12,17%), YPFB Andina (7,54), Pluspetrol (3,61%), British Gas Bolivia (3,61%), Vintage (1,95%)y Matpetrol (1,95%).

"Esa situación de preeminencia de las empresas transnacionales en el control de la producción de hidrocarburos se constata cuando el grueso de la producción -cerca del 80%- continúa en manos de las operadoras extranjeras. El Estado, en cambio, sólo participa en la producción del restante 20% mediante las empresas Andina y Chaco, en asociación con empresas extranjeras", señala el informe.

El estudio destaca que "el control de la producción por las empresas transnacionales ha ido creciendo en los últimos cinco años; en especial, es patente el incremento de la participación de Petrobras, que pasó del 47% en 2004 hasta el 63% en 2009".

La información sobre las áreas petroleras, las reservas y la producción de hidrocarburos revela que el control del sector sigue en manos de las empresas operadoras transnacionales, quedando la empresa estatal con una participación minoritaria, situación que respalda la decisión gubernamental de otorgar condiciones favorables a éstas, incluida la "nivelación" de precios de los combustibles.

Según el diagnóstico del CEDLA, la "nacionalización" de mayo de 2006 "se limitó al disfrute de los resultados de la reforma tributaria de la Ley 3058 aprobada en 2005 y de la extraordinaria elevación de los precios de las materias primas en el mercado mundial, pero no recuperó el control estatal sobre el sector -es decir, no restituyó el monopolio estatal que anteriores nacionalizaciones establecieron-, dando únicamente lugar a una empresa pública, YPFB, subordinada a la voluntad de las empresas extranjeras productoras".

 

FUENTE: JornadaNet