oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
BOLIVIA: CRÓNICAS DE LA BATALLA POR LA MEDIA-LUNA - LAS MUJERES C AMPESINAS DE TARIJA Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Bolivia
Martes, 16 de Septiembre de 2008 05:14
Al Pueblo Boliviano, al Pueblo Cruceño, a la Comunidad Internacional Los dirigentes indígenas de la CIDOB legítimamente elegidos por las 11 organizaciones regionales en la Gran Asamblea de los Pueblos Indígenas, que representamos a los 34 pueblos que vivimos en el Oriente, Chaco y Amazonia Boliviana en 7 departamentos de Bolivia denunciamos: ·     Las acciones de violencia generadas desde el día miércoles 10 de septiembre contra de nuestra casa grande (instalaciones) y la dirigencia de la Confederación Nacional de Pueblos Indígenas, cometidos por ex dirigentes indígenas expulsados del movimiento indígena acompañados por grupos delincuenciales, que en franca actitud de violencia y avasallamiento, terminaron asaltando las instalaciones de nuestra casa grande de los indígenas, mancillando a compañeros, agrediéndonos y golpeándonos en nuestra propia casa. ·     Estos grupos vandálicos han agredido a mujeres dirigentes, a niños y niñas hijos de dirigentes, y han amenazado de muerte a los miembros de la Dirección Nacional. ·     Denunciamos a la opinión pública que entre la turba de violentos fueron identificados como cabecillas a José Urañavi, Carmelo Justiniano, Amalio Siye, Ignacio Urapuca y David Pérez, actuales funcionarios de la Prefectura de Santa Cruz. ·     Estos traidores del movimiento indígena con sus aliados vándalos buscan negar el derecho de nuestros pueblos a las autonomías indígenas, nuestra dirigencia está unida en la lucha por nuestros derechos como pueblos, y si bien han tomado nuestras instalaciones y nuestra casa, no son dirigentes de nuestro pueblo, pues todos sabemos que el papel que están jugando es de viles mercenarios. ·     Hacemos conocer que la dirigencia de la CIDOB se encuentra reunida desde la clandestinidad, desde donde estamos actuando legítimamente como los dirigentes y líderes del movimiento indígena, llamamos a nuestros pueblos a no dejarse confundir y ratificamos nuestra responsabilidad en la conducción de nuestras luchas. Reiteramos nuestra vocación de vivir con paz y dignidad. Responsabilizamos por estos actos al Prefecto de Santa Cruz y de la dirigencia Cívica, tanto del asalto de nuestras instituciones y de las amenazas a nuestros dirigentes. Por Flavio Dalostto LA OPOSICIÓN MASACRÓ A 9 CAMPESINOS EN PANDO El olor a homicidio era inminente. Las escaramuzas anunciaban el principio del choque total. También las tristes muertes eran inevitables, no porque Evo Morales no las quisiera evitar, sino porque la oposición no las quería evitar. El cruceñismo las necesitaba, las exigía, las pedía a gritos. El presidente intuía, que en las condiciones actuales de la coyuntura, habría muertos. Evo Morales veía venir que el cruceñismo y sus aliados buscarían ensangrentar el campo de batalla, para precipitar el caos y desatar una orgía de sangre, que endilgar al presidente. Morales lo presentía. Casi sabía que no podía evitar esos muertos iniciales, porque los enemigos del Pueblo, con su 'culto a la Muerte', no descansarían hasta obtener Luto en el país. También se dio cuenta que si las muertes eran inevitables, ante la obsesión sangrienta de Rubén Costas, Marinkovich y Leopoldo Fernandez, al menos debería asegurar que esas muertes no fueran provocadas desde las filas de su partido o de los movimientos sociales que le son afines. 'Ni un muerto por nuestra causa', dijo el presidente. Y así fue. Con evidencia incuestionable, los grupos irregulares armados por el prefecto de Pando, emboscaron a campesinos e indígenas, en la selva amazónica, que se dirigían a una asamblea, y los masacraron. 'Los muertos son de los nuestros, pero no fuimos nosotros los que iniciamos del fuego de la muerte' reflexionó Morales. Estas muertes de seres humanos, de universos irrepetibles e inigualables de materia humana, jamás debieron haber muerto. Pero evitar esas muertes, no estaba, lamentablemente, en manos del presidente. ¿Cómo evitarlas, si las fuerzas del terror, en Pando, están armadas hasta los dientes? ¿Cómo evitarlas, si en esta etapa de la revolución popular, el presidente no puede poner pie en el aeropuerto de Cobija? Algunos dirá: El presidente, podría haberlas evitado, si intervenía antes. Yo les digo, con todo el dolor del alma y con los labios sangrados de mordérmelos, NO. Si el presidente, antes de esto, hubiera entrado 'con toda' con las fuerzas del orden a Pando, dando excusas a la contra, no hubiera habido 9 muertos, sino 900. Esto no es consuelo, no podemos consolarnos, porque NADIE debe morir a manos de OTRO. Nadie tiene el derecho a aplicar la pena de muerte, porque eso es lo que se ha hecho en la selva pandina. Los Hijos del Terror han aplicado, sin juicio previo y arrogándose la condición de dioses (mejor de demonios) el derecho a quebrar la VIDA. Saltando de la alegoría de los westers a las de los duelos, lo que ha hecho Morales es lo del 'duelo' en las películas. Ha esperado fríamente a que el otro dispare primero. Se ha arriesgado a ser muerto por el otro. El otro ha tirado y lo ha herido, sin matarlo (los monstruos, han matado 9 campesinos individuales, que para el cuerpo de la Nación es una herida dolorosísima, pero que no la mata). Ahora es el turno del presidente. No sé si tiene flecha o revolver. Solo sé que el indio tozudo blande la 'constitución nacional'. El caño del revolver del cruceñismo está humeante, pero ya gastó su turno, y no logró lo que quería, matar el cuerpo gordo de Bolivia. Le ha volado un hombro, pero la Nación está de pie, expectante. Ahora es el turno del Pueblo, de nosotros, de Evo, de la constitución. Ahora le toca al Presidente. EL CRUCEÑISMO ENCONTRÓ SU SEGUNDO BORDEAntes de ayer, fueron las mujeres campesinas de Tarija, las que les mostraron el borde filoso de su pollera a los cobardes 'autonomistas' armados que envió el prefecto Mario Cossio, para que les rompan sus puestos, y tomen una oficina nacional y una radio que funciona dentro del Mercado Campesino. El Terror Chapaquista (sucursal del cruceñismo) no pudo contra ellas. Ni piedras, ni palos y ni balas de los que quisieron romper sus sueños en forma de fruta, de verdura o de pollo, lograron amedrentarlas. Las hembras enfurecidas lucharon por 9 horas y pusieron en fuga a los 300 universitarios, 'damas cívicas' (mejor amas cínicas) y empleados del prefecto Coso, corridos a palos y mordiscos por las campesinas. Ayer, en la mismísima ciudad de Santa Cruz, donde reside el corazón del Mal, los 'cruceñistas' armados con palos, hondas, bombas molotovs y armas de fuegos, intentaron invadir los humildes barrios del Plan Tres Mil (o ciudadela Ibañez), para golpear y matar a los pobladores, en su mayoría adherentes a Evo Morales. Igual que en Tarija, avanzaron confiados, acostumbrados a estos últimos días, sin oponentes reales, y se creyeron que sería igual que ir a saquear oficinas del gobierno nacional. Que se harían un festín de saqueo y golpizas contra los 'collas'. 'Pan comido', dijeron. Pero no, los plantresmileños no eran de aire, eran de carne y hueso, y estaban muy enojados; porque los cruceñistas pretendían entrar a sus hogares, y saquearlo todo, como los hunos de Atila. 10 horas duró la batalla, con heridos de ambos lados, pero esta vez, a los cruceñistas les fue mal. Con muchas cabezas partidas, tuvieron que huir de allí, mientras una multitud al grito de 'Evo' 'Evo', los corría a palos por las calles de la ciudad de Santa Cruz. La unión juvenil cruceñista, ávida de saqueos y robos, tuvo dos derrotas en dos días. Cuando de tomar oficinas se trata, se ponen valientes y adueñándose del vacío, se sienten poderosos. Pero cuando se trata de entrar donde la gente humilde guarda su vida (los puestos y sus hogares) se encuentran con una dura resistencia y también con la derrota. Ha quedado demostrado que el 'cruceñismo' puede ser derrotado, no solo en las ánforas, sino también en el plano terrenal de las cosas, físicamente. Los partidarios de Evo y los campesinos, derrotan en las ánforas y en el 'cuerpo a cuerpo', sin matar a nadie. Los Hijos de la Cruz Torcida, en cambio, necesitan emboscar campesinos y pasarlos a metralleta, para derrotarlos. El camino es duro, la reconquista palmo a palmo, la Victoria alcanzable. LOS DIARIOS 'EL DEBER' Y 'EL NUEVO DÍA', FOMENTAN EL ENFRENTAMIENTO. Cual si fuera, un anuncio publicitario, ambos diarios, luego del enfrentamiento en Santa Cruz, con la intentona de invasión frustada del cruceñismo al Plan Tres Mil, dicen en sus artículos del día de la fecha 'se anuncia para hoy nuevos enfrentamientos' (El Deber) y 'hoy se volverían a juntar' (El Nuevo Día). ¡Por favor Bolivianos, Hijos de la Conciencia del Pueblo, que se alimenta de Amor, Lucha y MEMORIA!. No olvidar cuando pase esta tormenta, y la ciudad de Santa Cruz sea recuperada en un 100% por la Ley, el lamentable papel que estos medios de in-comunicación han tenido en el fomento de los enfrentamientos y en la parcialidad de sus informaciones. No solo debe ir a la cárcel el asesino, sino también el que lo paga, el que lo justifica y el que lo anuncia con grandes titulares, irresponsablemente, poniendo el peligro nuevas vidas humanas. http://la-opinion-argentina.blogspot.com/DIFUNDIDO POR: 'Asociación 'América Latina Publicaciones'    'El Chasqui de América Latina' _______________________________________________ Petroleo_AL mailing list Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla http://correo.oilwatch.org/mailman/listinfo/petroleo_al