oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
ARGENTINA - Una nueva entrega del patrimonio de Neuquén Imprimir E-mail
Viernes, 27 de Junio de 2008 03:13
Argentina
Una nueva entrega del patrimonio de Neuquén
Por: Horacio Fernández (ACTA)
Fecha publicación:26/06/2008

La provincia de Neuquén asiste hoy a una intensa campaña oficial, acompañada de medidas concretas, impulsando la prórroga de las actuales concesiones de explotación de las áreas hidrocarburíferas a favor de las actuales concesionarias.

En este artículo analizaremos la propuesta conocida hasta ahora desde el punto de vista de 'la conveniencia 'económica' de la misma. Desde ya remitimos y reafirmamos anteriores documentos y pronunciamiento de la CTA en cuanto a nuestra clara oposición a la política de concesiones de áreas hidrocarburíferas heredadas del neoliberalismo, continuada y ampliada por la actual administración nacional y gobiernos provinciales.

Mucho más luego de la última reforma constitucional donde claramente se reafirmaron los preceptos constitucionales que taxativamente prohíben la explotación hidrocarburífera, propiedad de la provincia, por empresas privadas.

Pero creemos oportuno demostrar que esta prórroga propuesta es además un negociado, a favor de las petroleras, comparable a la entrega de Loma de la Lata por parte del sobichismo. Nos viene entonces a la memoria que el actual gobernador era precisamente vicegobernador en aquel momento, con lo cual cuesta ver cual es el cambio positivo.

De acuerdo a la presentación del gobernador, se espera prorrogar los contratos en cuestión a cambio de un incremento del 50% de la regalías que actualmente se reciben llevando el porcentaje del 12 al 18% y percibir un único pago equivalente al 25% de la facturación del año 2007. Traducidos a recursos el pago por única vez ascendería a 3500 millones de pesos y el pago por regalías, de acuerdo a las actuales condiciones de producción y retenciones ascenderían aproximadamente 6.000.000 de pesos anuales.

Desde ya, cabe destacar que las petroleras a través de uno de sus calificados lobistas, Oscar Vicente, hicieron saber que no están dispuestas a satisfacer estas desmesuradas, según ellos, pretensiones del gobierno provincial por lo que es dable esperar que estas pautas sean 'mejoradas' a favor de las empresas.

Como hablar de millonarios ingresos sin ofrecer un adecuado marco de comparación puede inducir a errores de apreciación, y mucho mas cuando, como parte de esta misma campaña, se ha hablado demasiado sobre la debilidad del presupuesto oficial es necesario cuantificar el negocio.

En anteriores documentos nuestra Central ha calculado la renta petrolera anual en la provincia. En efecto siguiendo la metodología propuesta por el Licenciado Diego Mansilla en InfoMoreno 162 y para un precio promedio anual del WTI de 60 U$S el barril, de acuerdo a los costos detallados por REPSOL en su balance 2004 (5,3 U$S el barril), con un margen de utilidad de un 30%, es decir costo mas utilidad 7 U$S el barril, y estimando una producción de 9.800.000 m3 ( 1m3 = 6.28 barriles) calculábamos una renta anual de 10.700 millones de pesos.

Ahora bien, si tomamos un precio promedio del WTI de 100 U$S el barril la renta anual se eleva a 18 315 millones de pesos anuales, en cambio si tomamos un promedio anual para el barril de 115 U$S la renta anual llega a 21.270 millones de pesos. Cabe destacar que a los actuales valores del crudo estimar estos promedios no significa ningún aventurerismo.

Destacando que la renta arriba calculada es anual, y suponiendo una prórroga por ejemplo de 10 años a partir de la finalización de las actuales concesiones la sola extensión generaría una renta por 180 mil millones de pesos de los que la provincia recibiría 3500 millones en un único pago y mas 500 millones anuales por año en 10 años, es decir 5000 millones.

Un total de 8500 millones sobre una renta petrolera de 180 mil millones. ¿Resulta claro que la provincia no se ve beneficiada? Obviamente mientras las petroleras se quedan con la mayor parte de esta renta, el estado nacional se queda vía retenciones con otra parte de lo que produce el petróleo neuquino. Nuevamente y comparando con Loma de la Lata nos preguntamos cual es el cambio positivo.

Entonces ¿cuál es el cambio positivo?

Queda en claro que la propuesta que promueve el actual gobierno es tan desastrosa para los intereses de la provincia como la de prorroga de Loma de la Lata. Lo cual es lógico ya que tanto la política nacional como la provincial en hidrocarburos resulta una clara continuidad de la entrega neoliberal de esta riqueza.

Una política distinta significaría seguir los ejemplos de Bolivia donde el Estado se queda con el 82% de la renta y las empresas el 18% o las resueltas por Ecuador. En ambos casos se demuestra que es posible aplicar políticas soberanas sin que las empresas dejen el país. Claro, para aplicar políticas soberanas se necesitan gobiernos provinciales y nacionales soberanos, que no se sometan a los intereses de las petroleras.

En vista de lo expuesto creemos haber encontrado el único cambio con respecto a la anterior prorroga: cambió la banda que se beneficia, por que la provincia, es decir el pueblo neuquino entrega hasta su agotamiento el único recurso que permitiría diversificar nuestro perfil productivo, permitiendo avizorar algún futuro para cuando se agote el recurso.

En tal sentido nuestro pueblo, que ha sido por demás claro en la última reforma constitucional, mandató a quienes expresaban claramente una política en contra de la entrega de nuestra riqueza. Dado esta clara manifestación popular y ante el gravísimo riesgo de entregarla hasta su agotamiento a cambio de migajas exigimos que no se apruebe política alguna que no sea sometida a consulta popular.

Hoy el conjunto de las fuerzas populares de nuestra provincia debemos construir los caminos de acuerdo que permitan construir el poder popular que impida esta nueva entrega.

Horacio Fernández es Secretario General de la CTA Neuquén.

http://www.argenpress.info/nota.asp?num=056563&parte=0