oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
ARGENTINA - Detienen a un dirigente mapuche Imprimir E-mail
Viernes, 01 de Junio de 2007 16:50
PAGINA 12

Sociedad
, Viernes, 01 de Junio de 2007

Detienen a un dirigente mapuche denunciado por una multinacional

La petrolera Apache, de Estados Unidos, denunció por usurpación a la comunidad que por generaciones ocupó un territorio en Neuquén. Uno de sus líderes fue detenido en Ezeiza y luego liberado.

//

La comunidad Logko Puran vivió siempre en los campos que hoy reclama la petrolera. El dirigente detenido había sido declarado en rebeldía por faltar a las primeras audiencias del juicio.

Por Darío Aranda

El abuelo, el padre y él, Martín Velázquez Maliqueo, vivieron siempre en el campo, a 30 kilómetros de Cutral-Có, Neuquén, donde vivían de lo que producían. Pero en 2001 la historia empezó a complicarse: la petrolera norteamericana Pionner irrumpió en sus tierras, exploró, perforó pozos petroleros y construyó oleoductos. A la fuerza, la comunidad mapuche Logko Puran comenzó a reorganizarse y a hacer movilizaciones, presentaciones judiciales y cortes de ruta. Lo insólito de la historia comenzó en la madrugada del miércoles pasado, cuando el referente de la comunidad, Velázquez Maliqueo, fue detenido por la Policía Aeronáutica en Ezeiza, al ingresar al país. El motivo: haber faltado al juicio donde la petrolera, ahora llamada Apache Corporation, lo acusa por “usurpación” de la tierra donde él siempre vivió. El dirigente mapuche volvía desde Nueva York, donde asistió al Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas, para denunciar la represión que sufre la comunidad por parte de las petroleras y el Estado provincial. Ayer a última hora fue liberado, pero continúa imputado por “usurpación y turbación de propiedad privada”.

“Es una muestra más de la criminalización de la protesta social que existe en Neuquén y del atropello que sufrimos por parte de las multinacionales”, afirmó Maliqueo a Página/12. Sobre la acusación de “usurpación”, explicó –antes de regresar a su provincia–: “Este el país del revés y ésta es sólo una muestra de lo que nos toca a los pueblos originarios. Pero no vamos a dejar de luchar por nuestros derechos”.

En la madrugada del miércoles, Martín Velázquez Maliqueo, referente de la comunidad Logko Puran, había sido arrestado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria al ingresar al país. La medida había sido solicitada por la Cámara Penal de Zapala, en un juicio promovido por la petrolera norteamericana Pionner Natural Resources (actualmente Apache Corporation).

El dirigente mapuche había sido invitado al Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas, en Estados Unidos, donde denunció justamente el papel de las empresas petroleras en los territorios comunitarios. Una demora en los vuelos le impidió llegar al inicio del juicio, previsto para el 28 de mayo último.

“Es una causa vieja, que nunca prosperó porque el fallo, por la ley provincial y según aseguran todos los abogados, debe ser favorable a la comunidad, en contra de las empresas, lo cual sería un antecedente histórico: que las petroleras no pueden ingresar a territorios comunitarios. Pero aprovecharon que Martín no estaba para armar todo este circo y tratar de amedrentarnos”, denunció Relmu Maliqueo, vocera de la comunidad. “La Justicia debería acusar a las petroleras y al Estado provincial, que no respetan la ley local, la Constitución y tratados internacionales”, reclamó.

La abogada del Grupo de Apoyo Jurídico por el Acceso a la Tierra, Patricia Bruyn, explicó que “se acusa a la comunidad como usurpadora, por lo cual se invierte el cargo. Ellos (los mapuches) tienen la ocupación ancestral desde hace más de 200 años, pero la empresa compra la tierra con las familias adentro y, como no pueden expulsarlos, entonces los acusa de usurpadores”. Sobre la detención de Maliqueo, aseguró que fue un “exceso de rigor manifiesto y completamente arbitraria”.

En 2001, las empresas petroleras Repsol y Pionner exploraron el territorio (sobre la ruta 22, en el centro de la provincia) y confirmaron la existencia de petróleo y gas. La comunidad se reorganizó e inició acciones para impedir el trabajo de las compañías: cortes de ruta, movilizaciones y acciones judiciales. Pionner denunció a autoridades de la comunidad por “usurpación y turbación (obstrucción)” de propiedad. La denuncia prosperó e imputaron a Martín Maliqueo y Fidel Pinto, de la comunidad Logko Puran, y Roberto Ñancucheo y Florentino Nahuel, de la Confederación Mapuche de Neuquén.

Así comenzó un proceso que llegó a juicio en 2005. Por más de un año y medio, los jueces que intervinieron en la causa se declararon incompetentes, sin motivo alguno. El juicio se fijó para abril pasado, pero un día antes se suspendió y fijaron nueva fecha: 28 y 29 de mayo. El lunes, mapuches de toda la provincia se habían movilizado a la espera de un fallo ejemplar.

“Primero se analizó la alternativa de hacer el juicio con la presencia de tres de los imputados, pero el tribunal resolvió suspender las audiencias. Sinceramente queríamos que este juicio se realice, no sólo por la larga espera que venimos teniendo, sino también para poder preguntarles a los jueces qué delito habíamos cometido cuando lo único que hicimos fue defender nuestro territorio”, sostuvo Roberto Ñancucheo, al diario Río Negro. El tribunal aún no fijó nueva fecha.

“Martín no estaba y automáticamente los jueces que intervienen en la causa lo declaran en rebeldía y piden su orden de captura. Nosotros explicamos que estaba en Nueva York, que estaba volviendo, pero igual avisaron rápidamente a Migraciones, lo detuvieron en Ezeiza y lo encarcelaron”, explicó la vocera de la comunidad.