oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
VENEZUELA - Fracking: Tecnología ecocida criticada en acuerdo Chevron – YPF es utilizada por Pdvsa Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Argentina
Sábado, 03 de Agosto de 2013 19:15

El Libertario
Si se revisan las noticias uno de los principales cuestionamientos de las organizaciones sociales argentinas en contra del reciente acuerdo Chevron - YPF es la utilización por parte de la trasnacional de una tecnología llamada "fracking" o fractura hidráulica debido a las consecuencias ambientales que genera. Sin embargo, esta tecnología contaminante del medio ambiente no es solamente patrimonio de las transnacionales energéticas, sino que está siendo usada por las compañías estatales energéticas de los gobiernos autodenominados "progresistas", como es el caso de PDVSA en Venezuela.

 

Veamos lo que dicen los activistas argentinos contra la llamada "fractura hidráulica": "La técnica aplicada en el fracking consiste en inyectar agua, ácidos corrosivos y arena a miles de metros de profundidad, con la intención de producir microfracturas en la llamada "roca madre", allí donde se fueron almacenando los fósiles desde épocas inmemoriales (...) La experiencia en Estados Unidos, por ejemplo, prueba que los impactos ambientales del fracking son graves y de corto plazo: contaminación de aguas subterráneas y superficiales con gas metano (las perforaciones van mucho más allá de las napas del agua potable, de tal modo que cualquier filtración, cualquier error puede contaminar las aguas que beben miles de personas); activación de fallas geológicas que originan movimientos sísmicos, impacto sobre la salud de las personas y los animales. Diferentes estudios científicos confirman la contaminación de agua, suelo y aire por exposición a químicos del fracking, así como la muerte de animales y malformaciones. Otros estudios dan cuenta que, contrariamente a lo que se afirmaba hace unos años, la extracción de gas y petróleo no convencional puede emitir incluso más gases de efecto invernadero que la explotación del carbón, generando una "huella de carbono" superior, potenciando el calentamiento global y la crisis climática. Las controversias sobre el fracking llevaron a su prohibición en Francia y en Bulgaria, así como en el estado de Vermont (USA) y en Quebec (Canadá), mientras que en otros lugares se ha aprobado la moratoria (suspensión), tal como sucedió en Nueva York, y en varias regiones de Europa. Estas medidas se basaron en el principio precautorio, también presente en nuestra legislación, que indica que "cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente". Es más, atento los daños ciertos de la actividad, en ciertas regiones las poblaciones apelaron directamente al principio de prevención, el cual obliga a las autoridades y a la sociedad a denegar una acción o actividad que implique efectos negativos sobre el ambiente y las poblaciones".

Sin embargo, este tipo de tecnología contaminante está siendo usada por las compañías petroleras de todo el mundo, incluyendo a las estatales latinoamericanas. En su boletín "Contacto con la Nueva Pdvsa" de agosto del 2006, Petróleos de Venezuela (PDVSA) realizó un reportaje sobre cómo viene implementando el fracking en su operación en el país: "Petróleos de Venezuela, a través de la Gerencia de Yacimientos del Distrito Social Norte, llevó a cabo con éxito la técnica de fracturamiento hidráulico, la cual permitió un aumento significativo de la producción en los 11 pozos del Distrito Social Norte donde fue aplicada (...) El supervisor de Producción Maturín, Osmel Molina, explicó que antes de la aplicación de la técnica la producción total de los 11 pozos era de 4 mil 130 barriles diarios (MBD) y luego del tratamiento los pozos produjeron más de 17 MBD, es decir, 22 mil 32 barriles diarios más. Asimismo, la técnica incrementó la producción de gas en los 11 pozos, de 24,2 millones de pies cúbicos (MMPC) de gas a 115 MMPC". Para finalizar el artículo expresan: "Debido al éxito obtenido, se estima que el fracturamiento hidráulico se aplique a más pozos durante el 2006, lo que ayudará a cumplir las metas del Plan Siembra Petrolera en el período 2006-2030." En el propio sitio web de Pdvsa existe una oferta de licitación, de agosto del 2012, para contratar servicios de fracking para el oriente del país.