oilwatchlogo
 
Inicio   |   Contactar   |   Buscador
Suscríbete al RSS feed o a nuestra lista de correo
 
ARGENTINA - la renegociación de las concesiones aportó 253 millones de pesos Imprimir E-mail
Petróleo en Latinoamerica - Argentina
Viernes, 17 de Febrero de 2012 01:27
La controvertida renegociación de los contratos petroleros generó un beneficio especial para el Estado mendocino de 253 millones de pesos, suma que a fines del año pasado fue aprobada e incorporada casi en silencio por la Legislatura al presupuesto 2011.

El ex gobernador Celso Jaque negoció con las petroleras entre fines de 2010 y mediados del año pasado. Pero recién a partir de agosto o setiembre de 2011, la Provincia empezó a recibir los dividendos de ese proceso, que adelantó bruscamente, por puras necesidades de caja, una negociación cuyo plazo recién vencía en 2017.

Cuatro meses más (diciembre de 2011) tardó la Legislatura en sumar los fondos de la renegociación al presupuesto, a través de la ratificación del decreto 2054 de Jaque. Aunque hubo algunos planteos en ese momento, el oficialismo y casi toda la oposición avalaron el decreto (Ver aparte).

Con la renegociación, la Provincia recibió como principal beneficio un aumento de tres puntos en las regalías (subieron del 13 al 16 por ciento). Pero además se aseguró algunos fondos especiales por el "valor llave" de las concesiones, que se extienden hasta 2027, y el pago de un canon extraordinario de producción mensual y de rentas extraordinarias.

En concreto, el Estado provincial empezó a embolsar el año pasado un monto de 198 millones de pesos, pagadero en 18 cuotas, por lo cual el total se terminaría de liquidar recién a principios de 2013. Este dinero sólo puede tener como destino gastos de capital; es decir, no se puede usar en gastos corrientes.

Pero además, el Gobierno provincial y los municipios se aseguraron otros 55 millones de pesos, provenientes de los cánones especiales. Esta plata sí se puede usar para "servicios esenciales" y tiene una afectación para los municipios (48,4 millones quedan para el Ejecutivo y 6,6 millones van a las comunas).

La guerra fría con las petroleras. Al margen de la renegociación, los fondos provenientes de las regalías petroleras ascendieron a cerca de 1.000 millones de pesos a lo largo de todo 2011, de acuerdo con el último dato oficial, proporcionado por el propio gobernador Francisco Pérez la semana pasada.

A pesar de ello, el gobernador se encuentra en medio de una guerra fría con las empresas, conflicto que tendrá un episodio clave el 24 de este mes, cuando Pérez en persona presente las "exigencias mínimas de extracción" para las petroleras en Buenos Aires.

Todo indica que la mencionada reunión de OFEPHI, organización que agrupa a las provincias petroleras, se traducirá en mayor presión sobre Repsol-YPF y las otras dos empresas que tienen una porción minoritaria del negocio petrolero en Mendoza (El Trébol y Chañares Herrados, donde participa el empresario local Daniel Vila). No sólo para que mejoren el abastecimiento de combustibles, sino también para que se generen más regalías para las agobiadas arcas del Estado: Paco quiere obtener en el futuro más plata que los 1.000 millones del año anterior.

Quejas. Hubo y todavía hay muchas críticas políticas a la renegociación con las petroleras, proceso que encararon en soledad la dupla Jaque-Alejandro Cazabán (ex secretario general de la gobernación) y que contó al final con la firma del entonces ministro de Infraestructura, Francisco Pérez. La oposición quedó aislada del trámite (sólo participó, concretamente, en la ratificación del decreto 2054 en diciembre) y aún hoy cuestiona las condiciones del acuerdo.

No obstante, en silencio, el Poder Ejecutivo y las comunas de todos los colores llevan algunos meses embolsando sus "bondades", necesarias para un Estado deficitario en todos sus niveles.

A la par, Pérez, firmante de aquella negociación cuestionada, se sumó hace una semana a la presión nacional de Cristina para que las petroleras mejoren su producción. Y desde entonces sostiene que esto es necesario tanto para que mejore la disponibilidad de combustible en el país, como para que las petroleras, principalmente YPF, aporten más regalías a las arcas del Estado.

En el ámbito de OFEPHI, la figura del gobernador mendocino es cada vez más influyente políticamente, a pesar de que el presidente de la organización de estados petroleros es el chubutense Martín Buzzi.

Con la "sintonía fina" de Cristina a cuestas, pero con un ojo bien puesto en las necesidades de caja de su gobierno, se espera que Pérez diga a fines de este mes cómo hay que revertir una caída gradual en los volúmenes de la producción petrolera, debacle que ha sido superior al 25 por ciento en los últimos 10 años.

 

FUENTE: www.elsolonline.com